Lo echaron de Pinar de Rocha, volvió y mató a un relacionista público

Información General

El atacante fue expulsado del boliche tras pelearse con otro hombre. Poco después regresó y disparó contra el personal del establecimiento.

Un relacionista público de 33 años murió de un balazo en el cuello y un empleado de seguridad recibió un tiro en una mano al ser atacados por un joven desde un auto en la puerta de local bailable Pinar de Rocha, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho, que se conoció hoy, ocurrió ayer pasadas las 18 en la puerta del complejo bailable ubicado en Rivadavia 14.751, en el límite entre Ramos Mejía y Morón.

El ataque, grabado por varias cámaras de seguridad, se hizo delante de un patrullero estacionado en la puerta del local y el lugar se encontraba lleno de personas porque estaba finalizando una fiesta habitualmente conocida como "after".

La víctima fallecida fue identificada como Leonardo Martínez (33), quien era relacionista público de Pinar de Rocha, mientras que el autor del ataque permanecía hasta esta mañana prófugo.

También se investiga si Martínez, a quien lo apodaban "El Pollo", tenía algún vínculo con la barrabrava de Boca, aunque fuentes judiciales señalaron que, en principio, se descarta que el crimen esté relacionado con ello.

Por lo que pudieron reconstruir la policía y el fiscal de Morón a cargo de la causa, Mario Ferrario, todo se inició a partir de un incidente dentro del boliche, en el que, tras una pelea verbal y una serie de empujones, el agresor fue retirado de Pinar de Rocha por personal de seguridad.

"Los patovicas actuaron con total tranquilidad, lo retiraron caminando. Nada hacía suponer lo que vino después", dijo uno de los investigadores. Es que el joven echado del local, de unos 20 años, caminó unos cien metros, abordó un automóvil Volkswagen Bora de color negro y, a la altura de la puerta del boliche, detuvo el auto.

Por lo que se ve en uno de los videos que captaron el hecho, sin mediar palabra y extendiendo el brazo por la ventanilla izquierda, el conductor disparó entre seis y ocho balazos.

"Según lo relatado por testigos, habría utilizado una pistola. En la escena del hecho no se recuperó ninguna vaina servida, pero pudieron haber quedado dentro del habitáculo del auto del tirador", señaló uno de los investigadores.

Uno de los balazos alcanzó en el cuello a Martínez, en tanto que un empleado de seguridad de 55 años fue herido de un tiro que le rozó la mano derecha.

Ambos fueron trasladados al Hospital Interzonal General de Agudos "Luis Güemes", de Haedo, a sólo tres cuadras del lugar del ataque, pero allí Martínez llegó fallecido por la gravedad de la herida.

La hipótesis que trabajan los investigadores es que no se trató de un ataque dirigido puntualmente a Martínez o al vigilador, sino que el tirador, molesto con haber sido echado del local, paró su auto frente al boliche y disparó un arma de fuego al tumulto.

Además del fiscal Ferrario, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Morón, en la investigación también intervienen la DDI y la Jefatura Departamental de Morón y la comisaría de Villa Sarmiento, quienes instruyen la causa por "homicidio".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario