Asesinaron a un gendarme de un tiro en la cabeza en Esteban Echeverría

Información General

El efectivo fallecido fue identificado como Julián Ernesto Ibánez, que el próximo viernes 29 de julio iba a cumplir 24 años. Uno de los jóvenes asaltantes, de apenas 16, también murió

Un gendarme fue asesinado ayer de un balazo en la cabeza al intentar resistirse a ser asaltado por un grupo de delincuentes jóvenes, algunos incluso menores de edad, en el distrito bonaerense de Esteban Echeverría, según se informó de manera oficial.

El efectivo fallecido fue identificado como Julián Ernesto Ibánez, que el próximo viernes 29 de julio iba a cumplir 24 años, era oriundo de Formosa y residía en la localidad bonaerense de El Jagüel, en ese partido del sur del Conurbano. Uno de los jóvenes asaltantes, de apenas 16, también murió.

Ibáñez, que hacía casi cinco años y medio que se desempeñaba en filas de la Gendarmería Nacional, fue atacado por los delincuentes en el cruce de la avenida Pedro Dreyer con Ramón Santamarina, en El Jagüel, este domingo pasadas las 7 de la mañana.

Según informaron fuentes policiales, el gendarme se encontraba vestido de civil, a la espera de que unos compañeros lo pasaran a buscar para ir a tomar servicio en una base de la Fuerza en el vecino distrito de Almirante Brown.

Ibáñez residía en un departamento ubicado a unas ocho cuadras de donde fue atacado: antes de que lograra encontrarse con sus compañeros, fue sorprendido por al menos cuatro malhechores, de 15, 16, 18 y 19 años, que incluso estaban acompañados por una mujer aparentemente.

Fuentes policiales dijeron que los delincuentes intentaron asaltarlo y forcejearon con el gendarme, que se resistió con su pistola reglamentaria 9 milímetros marca Pietro Beretta, pero no pudo salvar su vida luego de recibir un impacto de bala en la cabeza.

En medio de la refriega Ibáñez alcanzó a balear a uno de los asaltantes en el pecho y a otro en un glúteo. Habría sido en ese momento cuando los cómplices se abalanzaron sobre él, le quitaron la pistola y uno de ellos lo mató de un tiro en la cabeza.

Un cabo que debía encontrarse con el gendarme fallecido advirtió que el punto acordado se había producido un tiroteo.

Enseguida alertó a sus superiores para que se acercaran a la escena del crimen lo antes posible. Al llegar, encontraron al oficial ya sin vida.

Los delincuentes baleados -uno de 16 años, con un impacto en el tórax, y otro de 19, con una herida en el glúteo-, fueron trasladados al Hospital Municipal Santamarina de Monte Grande, en tanto dos de sus cómplices, de 15 y 18 años, resultaron detenidos, según se informó oficialmente.

Autoridades del mencionado sanatorio reportaron que el joven de 16 años que recibió un tiro en el pecho murió minutos después de su ingreso mientras era intervenido quirúrgicamente.

Los detenidos son oriundos de la zona de Ciudad Evita, partido de La Matanza, y quedaron a disposición del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas de Zamora, que inició actuaciones por "homicidio en ocasión de robo".

Dejá tu comentario