Demoras en el inicio del éxodo del fin de semana largo

Información General

El éxodo del fin de semana largo comenzó ayer con fuertes demoras y congestiones en las rutas que comunican la Capital Federal con la Costa Atlántica, en las cuales se pudieron observar embotellamientos de hasta dos kilómetros de longitud.

Los principales inconvenientes para los automovilistas se registraron sobre la Ruta 36, en el tramo que une la autopista Buenos Aires-La Plata con la ruta interbalnearia 11.

En cuanto a la Autovía 2, los retrasos se iniciaban en el mismísimo empalme de la autopista 25 de Mayo con la Buenos Aires-La Plata, y el tránsito se normalizaba recién sobre el kilómetro 168 de la ruta que corre entre la capital y Mar del Plata.

De hecho, toda la Capital Federal y sus alrededores quedó trastornada por el fin de semana largo: hubo demoras sobre la avenida General Paz y en las autopistas Del Oeste e Illia y en la ruta Panamericana, como así también en las principales avenidas porteñas.

Por otra parte, en la Terminal de Ómnibus de Retiro se inició una protesta de personas con discapacidad, quienes reclamaban por el derecho de viajar gratis y por coches adaptados a sus necesidades.

En tanto, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) realizó controles e inspecciones a los ómnibus que se dirigían hacia los diferentes puntos de la Costa Atlántica y hacia las diversas provincias.

La oportunidad para controlar el cumplimiento de las reglas del transporte era inmejorable, dado que los pasajes para viajar desde Retiro hacia la Costa Atlántica, las sierras cordobesas y la región patagónica estaban agotados desde el pasado jueves.

De acuerdo con las estimaciones, sólo en las primeras 24 horas del fin de semana largo, 1.500 micros salieron desde Retiro en dirección a los principales centros turísticos.

El "hormiguero" de turistas era esperado con ansias por los empresarios hoteleros de las principales ciudades del interior, donde esperaban lograr un gran nivel de ocupación en los próximos días.

Es que muchos turistas no sólo van a descansar unos pocos días, sino que además quieren dejar resueltas sus vacaciones de verano, viendo hoteles y posibilidades para alquilar viviendas, cuyos valores han aumentado entre un 15 y un 20 por ciento respecto de las cifras que se venían manejando el año pasado.

Dejá tu comentario