Desalojaron parte de "La Veredita" en Bajo Flores

Información General

Personal policial y judicial desalojó parte del asentamiento "La Veredita", ubicado en la zona del Bajo Flores, luego de una negociación con autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El operativo policial duró toda la jornada, y algunos de los ocupantes de las precarias casillas accedieron a recibir el dinero ofrecido por las autoridades, mientras que otros no.

En el lugar se contabilizaron más de 240 personas -casi la mitad de ellas, niños-, que en algunos casos ya estaban censados por el Gobierno porteño. La jueza Elena Liberatori ordenó a la ciudad incluir a las familias desalojadas en el plan de vivienda transitoria, medida que la administración de Mauricio Macri apeló.

El gobierno de Macri ofreció 700 pesos por única vez a sus habitantes y 1.200 pesos en diez cuotas a las familias numerosas, pero la juez indicó que debían resarcirlos con 7.200 pesos.

Este fue el sexto intento para desocupar el predio, luego de que ayer se frustró el operativo, y hoy 500 efectivos policiales se hicieran presentes para cumplir la orden judicial.

El desalojo de "La Veredita" fue decidido por la jueza contravencional Claudia Alvaro, pero debía haberse realizado el pasado 18 de mayo, aunque esa vez también se suspendió.

Según indicaron fuentes judiciales, también se inició una investigación paralela para determinar si punteros políticos instruyeron a algunas familias para que no aceptaran el ofrecimiento del Gobierno de la ciudad.

Yanina, una de las ocupantes, le dijo a la prensa que un grupo de las personas que estaban allí "solo" aceptarían viviendas y "no ir a un parador".

"No queremos ir a un parador, porque ahí tenemos que preocuparnos de que no nos roben las cosas. Acá (La Veredita) no tenemos agua y lo único que mandó el Gobierno fue agua. Si nos quieren desalojar sin ninguna solución, no nos vamos a ir", argumentó.

No obstante, la policía y el Gobierno de la ciudad, con la utilización de topadoras, sacaron del predio a algunos de los ocupantes que llegaron a un acuerdo con las autoridades, y de inmediato fueron desmontadas sus casillas.

"Las familias hoy se retirarán pacíficamente pero si el gobierno otorga la primera cuota de ese subsidio. No tienen aún un lugar adonde ir. Vamos a seguir por la vía judicial para que el gobierno porteño pueda cumplir con lo que dice la Justicia que es incluirlos en el programa de otorgamiento de viviendas, para poder recibir un crédito", afirmó un abogado que dijo representar a 60 familias.

El letrado indicó que varias de las personas que estaban en "La Veredita" habían estado anteriormente en otros asentamientos como "La Fábrica", "Deportivo Español" y "Villa Cartón".

Por otra parte, la ONG Ciudadana Defendamos Buenos Aires junto a su titular el abogado Javier Miglino consideraron que es un mensaje positivo a toda la sociedad y en especial a las "Mafias de los Usurpadores y de los Punteros políticos" el desalojo llevado a cabo en las veredas de la calle Riestra en el Bajo Flores.

"Pero no es aconsejable y es presuntamente delictivo, porque configura un grave apartamiento de las normas legales e incluso está muy cerca de la figura de extorsión la sobreactuación de la jueza en lo administrativo y tributario Elena Liberatori, que ordenó que se entregue un subsidio especial e incluso una vivienda a cada uno de los usurpadores", denunciaron.

Dejá tu comentario