Estudiar programación gratis: el empleo que paga más de $200.000

Información General

Se espera que el sector tecnológico genere 149 millones de nuevos empleos para 2025. En software se pagan salarios de más de $200.000. Dónde estudiar programación gratis.

Según el Banco Mundial, para 2025 se crearán 149 millones de nuevos empleos en el sector tecnológico. Por su parte, la UNESCO sostiene que en 2050 el 75% de los empleos estarán relacionados con el campo de las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).Mientras tanto, más del 90% de los jóvenes latinoamericanos entre 18 y 24 años coinciden en que existen barreras para que los estudiantes sigan una educación STEM. Así lo muestra “El Estado de la Ciencia en el Mundo”, una investigación realizada por 3M, donde se explora las actitudes globales hacia la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

En este marco, se vuelve clave aprender y adquirir las habilidades requeridas en una industria con más de un millón de vacantes por año y con salarios que se ubican muy cómodamente cerca o por encima de los $200.000 mensuales. Y además, hay lugares donde puede estudiarse gratis.

Algunos de los cursos gratuitos de programación que se ofrecen el mercado:

Google

El gigante Google tiene una serie de capacitaciones gratuitas. Entre ellas se destacan las siguientes:

Principios básicos de la programación: las personas pueden aprender sin costo a través de https://learndigital.withgoogle.com/activate/course/basics-code. Allí, enseñarán todo sobre el concepto “código”: cómo funciona, para qué sirve y cómo puede ayudarte.

Desarrollo de habilidades para la nube: en 2021 Google Cloud presentó su sitio ‘Capacita Más’, una página que funciona como un hub de recursos educativos gratuitos y programas para desarrolladores y profesionales de IT que deseen aprender desde cero o mejorar sus habilidades para trabajar con tecnologías de nube. Link: https://inthecloud.withgoogle.com/capacitamas/home.html.

Capacitaciones y certificaciones en Marketing y Datos: Garage Digital es un sitio de Google con cursos sobre programación e Inteligencia Artificial y Marketing, entre otros, para ayudar a las personas a expandir su carrera; su negocio y sus conocimientos. Link: https://learndigital.withgoogle.com/garagedigital/.

Plataforma 5 y Salesforce

Plataforma 5, una compañía que ofrece bootcamps (cursos intensivos en el que enseñan habilidades específicas para empezar a trabajar de forma inmediata) de tecnología en Latinoamérica y tiene como principales clientes a Mercado Libre, Globant y JP Morgan, entre otros, ofrece un programa para aprender a desarrollar un sitio web 100% online y totalmente gratuito.

“Durante 1 hora trabajarás en un proyecto de una página web simple para que conozcas el mundo del desarrollo y des tus primeros pasos escribiendo código como un profesional”, indicó la firma. Y según precisó, no hace falta tener conocimientos previos porque empiezan desde cero usando una modalidad teórico-práctica llamada “Code Along”. La inscripción se puede realizar a través del siguiente link: https://www.plataforma5.la/ar/clases-gratuitas-desarrollo-web.

Asimismo, en conjunto con Salesforce -una de las empresas tecnológicas de mayor crecimiento en el mundo- tienen disponibles diferentes cursos para aprender a programar desde la Argentina. Y si bien son pagos, se puede aplicar a becas mediante la página oficial de Plataforma 5.

Egg

Por su parte, Egg, la empresa argentina de ciencia y tecnología basada en cooperación humana, ofrece actualmente 100.000 becas para que personas de América Latina aprendan a programar desde cero. La firma, que aspira a competir con las principales techs globales, creó un sistema colaborativo de educación online que permite que quienes se capaciten formen parte de una red de cooperación única en el mundo. La fecha límite de inscripción es el 30 de abril.

El curso enseña a entender el pensamiento lógico detrás de las aplicaciones más populares y a crear software propio, sin la necesidad de tener conocimientos previos. La capacitación es 100% práctica y busca que los participantes construyan aprendizaje en equipo mientras cooperan entre sí. A su vez, enseñarán a desarrollar habilidades blandas muy demandadas en el ámbito laboral tales como el liderazgo, comunicación asertiva y resolución de problemas.

La capacitación es 100% práctica y busca que los participantes construyan aprendizaje en equipo mientras cooperan entre sí.

Según Egg, un programador junior puede llegar a ganar entre $140.000 y 200.000 al mes -remuneraciones que superan ampliamente el promedio del sector privado-. “No se trata del único beneficio para quienes se desempeñan en el área; ante la escasez de talento las empresas del rubro otorgan múltiples beneficios a quienes cubren estas posiciones tales como trabajo remoto, sueldo en dólares, entre otras”, resaltó.

¿Cómo inscribirse? El curso dura siete semanas y para postularse hay que ingresar a “Programación desde Cero” a través del siguiente sitio: https://carreras.eggeducacion.com/ar/programaciondesdecero/?utm_source=pr&utm_campaign=pdc. Luego, se deberá aplicar a la beca y -al completar el formulario- ingresar el código: BECAPR.

Santander e ITBA

Santander Universidades y la Escuela de Innovación del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) lanzaron la convocatoria a las Becas “Santander Tecnología Programa Full Stack Developer – ITBA” para aquellos jóvenes interesados en adquirir conocimientos de programación en Python, Front End y Back End.

Los beneficiarios de las 500 becas podrán acceder a una bonificación del 94% del valor del curso y serán otorgadas a jóvenes mayores de 18 años que quieran aprender sobre programación Full Stack. La inscripción se encuentra abierta hasta el próximo 31 de marzo en el sitio de Becas Santander https://bit.ly/3rEGDjX.

Curso de la Ciudad de Buenos Aires

El gobierno porteño también ofrece la posibilidad de realizar cursos de programación y “Aprendé Programando - Secundaria” es uno de ellos. La iniciativa, destinada a alumnos y alumnas de los dos últimos años de secundaria, permite capacitarse en la materia mediante una clase semanal de dos horas. “En ella vas a tener clases en vivo, te contactarás con tu mentor/a y tutor/a, podrás elegir entre diferentes tecnologías, y ¡más! El objetivo es que incorpores herramientas y conocimientos tecnológicos y emprendedores que te permitan un mejor desarrollo personal y laboral”, puntualizaron desde el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

Se pueden anotar los estudiante de una escuela de gestión estatal o privada, de CABA o de otra jurisdicción si cursan: 4° o 5° año de establecimientos de educación media, artística o CENS; 5° o 6° año de una escuela técnica o de Centros Educativos de Nivel Secundario, Adultos 2000 o Terminá la Secundaria.

¿Cómo inscribirse? Hay que ingresar al siguiente link: https://www.buenosaires.gob.ar/educacion/estudiantes/aprende-programando/aprende-programando-50 y clickear en “Secundaria”. Luego, hay que seleccionar la opción que dice “inscribite”. Allí se deberán completar los datos. Los cursos comienzan en abril y finalizan en julio de 2022. Dentro del formulario, se podrá observar y elegir el día y el horario más convenientes. Una vez realizados todos los pasos, desde el gobierno de la Ciudad enviarán los detalles para comenzar el curso.

Habilidades STEM

La demanda de profesionales STEM crece a pasos agigantados y si algo le faltaba a esta tendencia que ya pedía a gritos mejoras y profundización de los aprendizajes e inversión en más y nuevos programas para capacitar actuales y próximas generaciones de talentos digitales, era la irrupción de la pandemia. El COVID-19 puso en relieve algo que ya era evidente, la escasez de profesionales STEM en el mercado laboral es uno de los grandes desafíos que tiene el sector público y privado de la región.

La totalidad de los países de Latinoamérica presentan problemas para cubrir la gran demanda de talentos digitales –tanto del ámbito privado como del sector público-. El pasado año, el estudio “Talento TI” llevado a cabo por PageGroup, evidenció que la escasez en la oferta de perfiles digitales en Latinoamérica ya era del 48%, mientras que en paralelo, la industria de TI en la región sigue creciendo, durante 2021 lo hizo en un 7,7%.

El informe de PageGroup señala que en los últimos años Latinoamérica ha representado un importante suministro de talento STEM para Estados Unidos y Europa entre otros, debido a los bajos costos de mano de obra que representan para las empresas que se encuentran en estas zonas de influencia. El aumento exponencial de la demanda de profesionales STEM se aceleró con la pandemia; necesidad que no podrá ser cubierta a corto plazo, teniendo en cuenta que el número de egresados de carreras STEM al año, en Latinoamérica, se encuentra muy por debajo de la demanda actual: Colombia ocupa un cómodo cuarto lugar con el 34%, en comparación con el mejor de la región Chile que registra un 45%; cerquita se ubican México con el 42% y Argentina con el 41%.

La escasez de profesionales especializados en las áreas de STEM puede traer una serie de consecuencias negativas a mediano y largo plazo: la disminución de la competitividad; las persistentes disparidades socioeconómicas; la desaceleración de la innovación y transformación digital; la posibilidad de una ampliación de la brecha digital, habilidades y competencias digitales; la profundización de la brecha de género en las carreras STEM; el estancamiento del PBI mundial y regional en pocos años, entre otros. Durante el último Foro Económico Mundial, especialistas en economía coincidieron que si se logra cubrir la demanda del mercado laboral STEM, el PIB mundial podría aumentar en 11,5 billones de dólares para 2028.

La clave está en fomentar las vocaciones STEM desde edades tempranas

Cada vez son más las iniciativas en toda la región que buscan llevar a los jóvenes del último año del secundario o que comienzan a cursar estudios universitarios, al campo de las carreras STEM. Pero estos esfuerzos de las diferentes gestiones públicas y privadas de los países, no parecen ser suficientes. La realidad es que las vocaciones se forman desde edades tempranas, en el período inicial y primario de la escuela, y en los hogares a través del involucramiento y participación de la familia en los primeros pasos del aprendizaje de los niños y niñas.

“Es importante generar conciencia sobre la importancia de fortalecer la enseñanza de las ciencias duras en los jóvenes, porque en ellas está la clave del presente y futuro de la humanidad. El desarrollo de las habilidades STEM debe ser tema de agenda permanente, ya que se necesita buscar nuevas formas de aprendizaje, que acerquen a los niños, niñas y adolescentes a los números, desde otro lugar más atractivo y divertido”, comenta Nicolás Schenquerman, Regional Manager de Matific para Latinoamérica.

La educación STEM juega un papel muy importante mostrando la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la matemática como parte del mundo que habitamos, es hora de integrarlas y volverlas más asequibles y amigables, buscando que desde pequeños conecten con la vocación en estas especializaciones, logrando que puedan introducir esos conocimientos en la vida real, con los problemas cotidianos. Es el momento que la tecnología, que ya forma parte del día a día de pequeños y grandes, cumpla una función útil y creadora en las diferentes etapas de crecimiento de las personas y en la evolución de las sociedades.

“La demanda de profesionales con perfiles STEM es altísima, por esta razón las escuelas entienden la importancia de incorporar a sus aulas situaciones de la vida real que conecten estas áreas entre sí. La educación STEM es un enfoque interdisciplinario que fomenta que los estudiantes/alumnos sean creativos, innoven, investiguen y trabajen de manera colaborativa", sostiene Nicolás Falus, Business Development Manager Matific.

Jugando se puede descubrir y desarrollar la vocación

El empleo de técnicas propias de los juegos con el fin de mejorar los resultados del proceso de enseñanza-aprendizaje es una de las tendencias educativas más consolidadas en los últimos años. Desde antes de la pandemia ya existían algunas herramientas tecnológicas que facilitaban el aprendizaje, no obstante, durante esta crisis sanitaria se han popularizado y cada vez más alumnos y docentes utilizan la gamificación aplicada en matemática.

“La incorporación del juego, por ejemplo, en las matemáticas, mejora la interacción de los alumnos con los números; ayuda a los profesores y docentes a identificar rápidamente las dificultades más comunes en su clase; invita a la familia a participar en el proceso de aprendizaje de los niños y niñas de una forma más didáctica y divertida; y sirve de apoyo al diseño y actualización de los programas educativos que todos los años ponen en marcha los gobiernos, a través de sus ministerios y secretarías de educación”, agrega Nicolás Schenquerman.

Por su parte, Nicolás Falus agrega: “Desde Matific consideramos que aportamos la (M) de STEM. Actualmente en proyectos educativos se suele hacer foco en la Tecnología (T) y en la Ingeniería (E), por ejemplo con proyectos de robótica y se deja de lado la (M) de Matemática. Sin la M de matemática STEM no está completo, es por ello que es importante que desde lo público y privado se trabaje en conjunto invirtiendo tiempo y dinero en (M)”.

La gamificación aplicada desde edades tempranas muy rápidamente está siendo incorporada a los sistemas pedagógicos, sea de modalidad presencial o a distancia, sea online como offline. De a poco se va erradicando la grieta sobre educación formal e informal o el valor del juego como parte del aprendizaje, o la utilización de la tecnología como medio complementario en el proceso pedagógico de los diferentes programas educativos de Latinoamérica.

“La plataforma de Matific pone a los estudiantes en el centro de la escena, motivándolos a crear y ser agentes del cambio. Incentiva el pensamiento crítico, la creatividad y la exploración, la perseverancia en tiempo real, y habilita el error como parte importante del aprendizaje. Los niños y niñas aprenden jugando, y lo hacen experimentando a través de episodios compatibles con la vida real”, concluye Falus.

Para empezar a solucionar el déficit de profesionales especializados en STEM, hay que invertir en el diseño de una experiencia educativa bajo el enfoque STEM. Contar con el compromiso de todos los actores del ecosistema educativo es clave para la toma de conciencia y generación de buenas prácticas que busquen desarrollar las vocaciones STEM desde edades tempranas. “Luego de algunos años la evidencia muestra el desarrollo de habilidades como el pensamiento crítico, la creatividad, la curiosidad y la toma de decisiones responsables en su vida profesional pero también personal. Todas estas son habilidades claves para formar a la ciudadanía del SXXI, que pueda liderar un mundo que busque el bienestar general y no el beneficio particular; un mundo donde la brecha digital y de género en las carreras STEM deje de ser noticia”, remarca Schenquerman.

Dejá tu comentario