5 de mayo 2011 - 18:57

El 70% de los chicos, testigos de violencia escolar

La violencia escolar, presente en los coelgios.
La violencia escolar, presente en los coelgios.
Un estudio realizado en colegios porteños y bonaerenses reveló que siete de cada diez chicos presenció una pelea a golpe de puño en su escuela, y mientras en los establecimientos de gestión privada se registran más situaciones de maltrato verbal, en el ámbito estatal es más frecuente el enfrentamiento físico.

El informe fue realizado por UNICEF Argentina y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), con una investigación que abarcó un muestreo de 1.690 estudiantes.
Los resultados del estudio fueron compilados en un libro, "Clima, Conflictos y Violencia en la Escuela".

La investigación incluyó encuestas y entrevistas en profundidad a chicos, chicas, directivos, profesores, docentes y padres de la comunidad educativa.

Entre los resultados figura que un 66 por ciento de los alumnos presenciaron situaciones de humillación entre ellos mismos, mientras que un 23 por ciento estuvo preocupado por resultar víctima de tal situación.

En tanto, un 68 por ciento afirmó tener conocimiento de un hecho de robo en el aula y un 51 por ciento dijo que teme ser víctima de violencia en el trayecto que va de la casa a la escuela.

Además, se reveló que un 71 por ciento presenció peleas a golpe de puño entre compañeros y que un 23 por ciento fue humillado o insultado por sus profesores, frente a sus propios compañeros.

"Tanto los docentes como los chicos que entrevistamos para la investigación señalaron que muchas veces la violencia es generada fuera del colegio. La escuela no es ajena a la realidad del país: es una caja de resonancia que absorbe las tensiones y los conflictos exteriores a la vida escolar", afirmó Elena Duro, especialista en Educación de UNICEF Argentina.

Según indicó, los expertos prefieran hablar de violencia en la escuela y no de violencia escolar, para diferenciar los casos en que la violencia se manifiesta en la escuela pero no responde a situaciones que se desarrollan en el interior de la institución.

Las realidades familiares complejas o las compañías, por ejemplo, pueden ser causales de un conflicto. En palabras de uno de los chicos de una escuela pública de la Ciudad de Buenos Aires, "uno se lleva mal en la casa con los padres y lo descarga en el colegio".

Tanto en los establecimientos públicos como en los privados, la violencia verbal es diaria. Los chicos naturalizan los insultos como forma de comunicación, al igual que los
comentarios discriminatorios ya sea por color de piel, por religión, por ser inmigrante (chinos, bolivianos, paraguayos), por referencias musicales o de vestimenta, lo cual genera rivalidades que muchas veces, terminan en disputas resueltas mediante la agresión física.

No obstante, las problemáticas vinculadas a conflictos entre alumnos como burlas, maltrato, hostigamiento, discriminación, humillaciones, padecimiento de actitudes crueles resultan más frecuentes en los alumnos de nivel económico social alto.

El estudio fue prologado por la Subsecretaria de Equidad y Calidad Educativa del Ministerio de Educación, Mara Brawer, quien mencionó otro hallazgo de la investigación.
"Es importante destacar que cuando los docentes intervienen en asuntos vinculados a la convivencia, los episodios de violencia se reducen considerablemente", concluyó Brawer.

Dejá tu comentario

Te puede interesar