Emocionante reencuentro entre vagabundo con voz de oro y su madre

Información General

Ted Williams, el vagabundo que saltó a la fama en Estados Unidos gracias a "YouTube" por su "voz de oro", finalmente se reunió con su madre después de 10 años, pero ambos expresaron su preocupación de una recaída tras su popularidad.

Madre e hijo reconocieron que su repentina fama y buena suerte podrían hacer más difícil su proceso de rehabilitación de las drogas y el alcohol durante un programa de televisión norteamericano. 

Williams fue descubierto en diciembre mientras mendigaba en una autopista de Columbus, en el estado de Ohio, por un periodista al que le llamó la atención su cartel, que aseguraba que tenía un regalo de Dios, una voz de oro. Después de eso el video con su voz dorada fue colgado en Internet y visitado por más de 13 millones de personas.

Ahora Williams, que ya cuenta con varias ofertas de empleo, se ha convertido en una sensación en los medios de comunicación estadounidenses y ya es comparado con el fenómeno de Susan Boyle. El ex vagabundo será locutor del equipo de baloncesto Cleveland Cavaliers y además realizará cuatro comerciales con la compañía Kraft, que le pagará 10.000 dólares por cuatro segmentos.

Como parte de la asombrosa historia de este vagabundo también comenzó a salir a flote un pasado oscuro marcado por las drogas y el alcohol, que lo llevaron a varios arrestos.

Aunque Williams lleva dos años sin consumir drogas y alcohol, su madre teme que la fama lo vuelva a llevar por el mal camino. Sin embargo, el ex mendigo es optimista de que esta vez será diferente, ya que sus creencias en Dios le ayudarán a ser fuerte y no recaer.

Durante una entrevista, Williams confesó estar nervioso con toda la atención que está recibiendo. De hecho, aseguró que estaba tan nervioso que en un momento dado pidió una píldora para los nervios.

"No soy bipolar. No he tomado ningún tipo de medicina psiquiátrica, pero al ser una persona ex adicta, tengo que ser cuidadoso con eso", dijo.

El ex vagabundo, de 53 años, oriundo de Brooklyn, aseguró que había hablado con una psicóloga sobre el tema y ella le había aconsejado que aprendiera a meditar y dejara de medicarse.

Dejá tu comentario