7 consejos para no caer en estafas online

Información General

El crecimiento exponencial del comercio electrónico en los últimos años y la proliferación de nuevos métodos de pago fueron dos factores que dieron lugar a un nuevo tipo de estafadores: los piratas digitales. Entérate de qué se trata este perfil de timadores.

Tanto las marcas como los compradores online están expuestos a varios peligros, ya sean compras desde los marketplaces más conocidos hasta en perfiles de pequeño alcance en redes sociales. Cualquiera puede caer en una estafa al momento de adquirir un producto, o peor aún, poner en riesgo la propia vida.

En 2020, uno de los casos más notorios fueron los barbijos Atom Protect, cuya compañía productora Kovi SRL debió involucrar a la Policía Federal Argentina para retirar productos adulterados del mercado. A partir de la investigación, las autoridades dieron con una organización criminal y se llevaron a cabo detenciones, secuestros de maquinarias y materias primas para la confección de los productos, además de 50 mil barbijos apócrifos valuados en $30 millones. Los estafadores los distribuían y vendían, falseando la marca, sin una autorización de comercialización ni el cumplimiento de las medidas sanitarias exigidas por la ANMAT.

estafas virtuales (1).jpg
Estafas virtuales.

Estafas virtuales.

Por su parte, la marca corrió un peligro también importante: su reputación estaba en juego. Si bien, Alan Gontmaher, el CEO de la compañía, rápidamente instó a los consumidores a comprar a través del sitio oficial de la marca o en farmacias acreditadas, y recomendó “nunca comprar por redes sociales o canales de dudosa procedencia", el daño sin una correcta intervención a tiempo, pudo haber tenido consecuencias graves.

Frente a estas inseguridades virtuales, el próximo 2 de diciembre se realizará el Brand Protection Day, el primer evento de protección de marcas en Latinoamérica. Su inscripción será gratuita. Y, durante esta primera edición, se presentarán otros casos de éxito de empresas y especialistas en propiedad intelectual brindarán sus perspectivas sobre el impacto de la pandemia en la oferta de productos falsificados, publicados en tiendas de venta online.

estafas.jpg
Estafas online.

Estafas online.

7 consejos para no caer en estafas online

Para Gabriel Pasqualini, director de Pulpou y creador del Brand Protection Day, existen diferentes indicios que podrían alertar a los consumidores ante una posible estafa en portales de compraventa online. Los siete consejos a seguir son los siguientes:

  • Precio imbatible: si un producto que estamos buscando en otras publicaciones en promedio está $1000 y en la publicación sospechosa está desde $750 para abajo, es decir, un 25% menos, ya levanta una alerta. Lo que se debe hacer en ese caso es identificar si el producto tiene un descuento, ya que eso sería normal. Ahora bien, si no lo tiene ahí debería llamar la atención del usuario.
  • Descripciones erradas: otro de los ítems fundamentales es ver la descripción en las imágenes y los textos. Hoy en día la mayoría de las marcas cuentan con tiendas oficiales y certificadas dentro de las plataformas en las que ofrecen sus propios productos, allí se puede observar qué tipo de ítems ofrecen, de qué manera están dispuestas las fotos, qué descripciones tienen y dónde ubican sus logos. También, poner el foco en las medidas de los productos, los talles y las especificaciones particulares de cada uno.
estafas-ingenieria-social.jpg
Estafas virtuales.

Estafas virtuales.

  • ¿Quién es el vendedor?: identificar el vendedor será clave ya que si es una tienda oficial no va a ser un producto falsificado. Son invitadas por los marketplaces para poder participar en sus plataformas y tienen espacios de venta destacados y confiables. Si no lo es, se recomienda identificar cuál es la reputación del vendedor, si es que tiene suficientes calificaciones.
  • Atención a los comentarios y opiniones: algo a destacar es que solo pueden dar sus opiniones respecto a publicaciones aquellos que hicieron compras efectivas con el vendedor, no puede haber comentarios falsos o ambiguos, por lo que se filtrarán en base a su experiencia de compra, ya sea buena o mala.
  • Preguntas y respuestas son críticas: los usuarios suelen preguntar si se trata de productos originales o falsificaciones. Los vendedores en esta instancia, para no tener problemas legales al momento de despachar el producto, normalmente responden que “es igual” o “es de la misma calidad que el original”, y allí mismo se puede identificar una infracción. La pregunta en los casos de publicaciones que ofrecen productos como “originales” puede ser el escudo de protección del usuario, consultar: “¿Está certificado o está bajo el programa de equis producto aprobado por equis empresa?”, será definitorio.
estafa electronica.jpg
Estafas electrónica. 

Estafas electrónica.

  • El mantra: no comprar por fuera de la plataforma: así se pierde la protección que puede brindar cada marketplace. Muchas veces el usuario identifica el nombre de un vendedor, lo busca y accede a su tienda online o vía redes sociales, y compra por esos medios porque ofrece quizás un descuento para evitar el pago de las comisiones hacia la plataforma. Esa tentación para el usuario puede ser el peor de los errores. Lo que sucede allí es que no estará protegido por la mecánica de compra de la plataforma y no tendrá tampoco el beneficio de la devolución gratuita si no está conforme e identifica que el producto que compró es falso. Haciéndolo mediante el marketplace va a poder retornar el ítem y hacerse de nuevo de su dinero.
  • Cantidad de stock ofrecida: al contrario de lo que podemos pensar, que un producto cuando es original de la marca tiene que tener mucho stock, no es así en la práctica. Normalmente los productos no suelen tener tanto stock disponible en las plataformas, o bien, los van renovando a medida que se consumen. En cambio, quienes se dedican a falsificar generalmente tienen un stock amplio ya que muchas veces los ingresan al país a través de containers y precisan venderlos más rápido. Esa es una alerta que el usuario chequea con poca frecuencia.
estafas electronicas.jpg
Estafas online.

Estafas online.

Falsificación de marcas en Latinoamérica

El año pasado fue particular ya que la industria de la falsificación, que normalmente se desenvolvía de una forma física, quizás con puestos en la calle o ferias, a partir del aislamiento se trasladó al mundo online. Así, se empezaron a registrar muchas más falsificaciones, que obligaron a las empresas a tomar acción. “Hasta hace unos años atrás, la evaluación que se hacía en base al análisis y las denuncias de los usuarios, arrojaba que entre 1 a 6 u 8 de los productos publicados en marketplaces quizás no eran originales”, afirmó Pasqualini.

Las categorías más afectadas son indumentaria y textil, allí ocurre el mayor volumen de infracciones. En lo que respecta a tecnología, al tratarse de un rubro más costoso es más difícil de replicar, pero sí sucede en el segmento de productos tech más pequeños como auriculares o cables cargadores de celulares. Y también en aquellos que están vinculados, como pueden ser las fundas de teléfonos.

China mercado online ecommerce
E-commerce.

E-commerce.

Sobre Brand Protection Day, el ejecutivo comentó que “las marcas registran aún más la importancia del resguardo de la propiedad intelectual, en tiempos de internet libre, así como muchas han comenzado a vender online, también aumentaron las prácticas de falsificación de productos y la suplantación de las mismas en diferentes marketplaces, estar en conocimiento de cómo defenderse resulta fundamental”.

“Asimismo, con el uso del social commerce o venta a través de redes sociales, se generó otro de los ámbitos en los que se dan este tipo de piraterías, y no pasa únicamente por una cuestión de precios, muchas veces se piensa que porque un producto está más barato es falsificado y no es así; ahora los estafadores hasta ponen un precio bastante similar al original y se complejiza investigar si es falso o no”, agregó el especialista en intervención de sitio e-commerce.

tarjeta crédito consumo
Tarjetas.

Tarjetas.

Qué sucede con las billeteras virtuales y el uso de tarjetas

Actualmente, la situación de pagos es completamente diferente: existe mayor confianza en el uso de tarjetas de crédito, que antes generaban cierto escepticismo en los compradores al momento de abonar online. Y además proliferaron las opciones de pago con billeteras virtuales, y así también los artilugios de los criminales por evitar operar en las plataformas para no poder ser rastreados.

“En una región como Latinoamérica, donde no hay noción de precios y nos acostumbramos al momento de ir a comprar a un local un producto, primero ver el precio del mismo online para ver si está o no en un rango de precio razonable, la oferta online es la góndola digital donde hoy podemos ver, comparar y analizar. Este mismo ejercicio no solo lo realiza el consumidor, sino que también lo comienzan a realizar las marcas al momento de fijar su propia estrategia de precios. Un análisis correcto del producto a comprar puede ser lo que determine entre caer o no en una estafa”, finalizó Pasqualini.

Dejá tu comentario