Gimnasios: advierten que solo el 5% puede trabajar con las nuevas restricciones

Información General

La Ciudad le informó al sector que está incluido en el DNU presidencial y que solo pueden permanecer abiertos aquellos locales que tengan espacios al aire libre. El resto, debe cerrar hasta el día 30 de abril.

"Estoy muy enojado y con ira, esa es la verdad". Entre la bronca y la preocupación por el futuro de la actividad, los dueños de los gimnasios porteños recibieron esta semana la noticia de que sus locales deberán permanecer cerrados hasta el 30 de abril próximo, ya que, contario a lo que pensaban, están incluidos dentro de las nuevas restricciones decretadas por el Gobierno para intentar frenar la escalada de casos de Covid-19.

Al igual que el viernes pasado, muchos de estos espacios iniciaron sus actividades normales el día lunes debido a que entendían que la disposición no los abarcaba porque eran agentes de salud y no centros de actividades deportivas, recreativas, religiosas o sociales, como para mantenerse cerrados.

"Los gimnasios son agentes de salud y no encuadran en actividades recreativas, culturales, sociales o deportivas. Tenemos nuestro protocolo y se está aplicando de forma eficiente. No se están registrando contagios en los gimnasios", había afirmado Fernando Storchi, titular de la Cámara y de la red Megatlón.

Sin embargo, concluido el fin de semana, varios locales fueron abordados por efectivos de la Policía de la Ciudad e inspectores, que los concientizaron y les exigieron el abandono de los clientes y el cierre del lugar. A diferencia del resto los rubros comerciales, que deben bajar sus persianas a las 19 en la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el propio Gobierno de la Ciudad informó en su página web que las medidas restrictivas anunciadas en el Decreto 241 contemplan el cierre de los gimnasios.

Ya notificado acerca de cómo impactaba en el sector el alcance del DNU presidencial, Storchi analizó en diálogo con la agencia NA: "Es un golpazo terrible para el sector. Entendíamos que estábamos afuera del alcance porque el Decreto 235 expresamente hablaba del rubro gimnasios en otro ítem distinto al de las actividades sociales, recreativas y deportivas. Y el último decreto ratificaba el artículo 15 del decreto anterior y podíamos trabajar con un 30 por ciento".

El titular de la Cámara de gimnasios remarcó que vienen "de trabajar cinco meses en modo supervivencia, con un 30% de gente hasta que no mejore la situación por la pandemia", al tiempo que afirmó que en ese lapso "el 20% de los gimnasios cerraron sus puertas".

"Entre 1.500 y 1.600 gimnasios, sobre un total de 8.000, cerraron sus puertas y fue muy duro para el sector. La peleamos y seguimos haciéndolo. Hicimos un muy buen protocolo, que aprobaron los gobiernos nacionales, provinciales y de la Ciudad , y funcionó muy bien. No registramos contagios, no hubo una sola denuncia ni un solo apercibimiento", señaló.

Runners 20-07
La actividad física se puede realizar en espacios abiertos, siempre y cuando no supere los 20 participantes.

La actividad física se puede realizar en espacios abiertos, siempre y cuando no supere los 20 participantes.

Habilitados

En el 2020 el rubro ya había ensayado un reordenamiento como consecuencia de la cuarentena y de las distintas fases del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). Muchas cadenas y gimnasios trasladaron sus actividades y clases a espacios públicos. Los profesores, profesoras y personal trainers se volvieron figuras recurrentes en las plazas y parques porteños.

Pero, a raíz de la flexibilización de las medidas, distintas actividades se volvieron a practicar dentro de los recintos, aunque con un presencia que tenía como máximo el 30% de aforo. Otras, en cambio, continuaron la modalidad al aire libre, y también se sumaron clases virtuales a través de plataformas y apps generadas específicamente por las cadenas.

En esta ocasión, los deportes que se practiquen en espacios abiertos tendrán un límite de 20 personas. En tanto, se permite el funcionamiento de gimnasios que cuenten con con patios o terrazas, o que se trasladen al espacio público, a plazas, parques y otras zonas verdes". Si bien se trata de apenas un paliativo, desde la Cámara remarcaron la "gravedad" de la situación, ya que apenas un 5% de los locales cuentan con este tipo de instalaciones.

"Esta medida es innecesaria. Cumplimos siempre, demostramos que cumplimos con el protocolo, no hubo contagios y es algo que le hace bien a la gente. No entiendo la medida", consideró Storchi, al tiempo que informó que ya se iniciaron las negociaciones con el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción de la Ciudad para poder obtener algún tipo de apoyo económico y tratar de paliar las pérdidas ocasionadas por el cierre.

La Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad de Buenos Aires (AGC) aseguró que por el momento, los efectivos policiales que actúan ante los gimnasios abiertos realizan tareas de concientización y no punitivas. Asimismo, se detalló que, en caso de haber recibido una primera advertencia por parte de las fuerzas de seguridad y mantener la apertura y recepción de clientes, ante una segunda visita se procedería a la clausura del negocio.

Dejá tu comentario