Hacer abdominales cerca de un gato, un ejercicio de alto riesgo

Información General

Los gatos pueden ser, muchas veces, una gran compañía para sus amos. Más higiénicos que los perros y también más independientes, forman parte de la familia de las mascotas más elegidas.

Pero el mundo nunca es color de rosa de forma completa. Este felino de gran porte parece acostumbrado a merodear por todos los rincones de la casa. Tal es así que, mientras su dueño hace una serie de abdominales, él se dedica a caminar sobre el mueble donde apoyan el televisor.

La travesura del gato no termina bien: al pasar por detrás del electrodoméstico, lo movió de manera tal que terminó cayendo sobre la cabeza del hombre. De inmediato, el fallido gimnasta se revuelca por el piso mostrando signos de dolor, al tiempo que una guitarra también cae sobre su cuerpo.

Dejá tu comentario