El hambre en América Latina alcanzó su mayor nivel en 20 años

Información General

El informe "Panorama regional de seguridad alimentaria y nutricional 2021" también apuntó al sobrepeso y la obesidad: 106 millones de personas, que supone que 1 de cada 4 adultos, padecen obesidad en la región.

El hambre en América Latina creció por sexto año consecutivo en 2020 en plena pandemia de coronavirus, cuando anotó un alza del 30% respecto al año anterior afectando a 59,7 millones de personas, el nivel más alto en 20 años, alertó este martes un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El informe, del que participaron la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Programa Mundial de Alimentos y Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), advirtió que "en tan solo un año el número de personas que viven con hambre aumentó en 13,8 millones".

hambre.jpg
El hambre en América Latina creció un 30%.

El hambre en América Latina creció un 30%.

El "Panorama regional de seguridad alimentaria y nutricional 2021" apuntó que la prevalencia del hambre en la región se sitúa actualmente en el 9,1%, frente al 7,1% de 2019, la más alta de los últimos 15 años. El incremento "podría explicarse en parte por los efectos de la Covid-19", agregó la institución, que deja 46,5 millones de contagios totales y 1,5 millones de fallecidos. Y además provocó en 2020 una contracción del 6,8% del PIB -la mayor en 120 años.

El panorama anterior se traduce en que 4 de cada 10 personas en la región -267 millones- experimentaron inseguridad alimentaria moderada o grave en 2020, es decir, 60 millones más que en 2019, el incremento más pronunciado en relación a las demás regiones del mundo.

Brasil hambre
Brasil.

Brasil.

La inseguridad alimentaria grave, es decir, personas que se quedaron sin alimentos o pasaron un día o más sin comer, alcanzó el 14% en 2020, que supone un total de 92,8 millones de personas, un "enorme aumento" en comparación a 2014, cuando afectaba a 47,6 millones de personas, según el documento.

Por otro lado, el panorama de inseguridad alimentaria no se distribuyó de igual forma entre hombres y mujeres ya que en 2020 el 41,8% de las mujeres de la región experimentaron inseguridad alimentaria moderada o grave, en comparación con el 32,2% de los hombres. Una disparidad que fue en aumento en los últimos seis años y aumentó drásticamente, del 6,4% en 2019 al 9,6% en 2020.

"Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrentan una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria. Ha habido un aumento de casi el 79% en el número de personas con hambre entre 2014 y 2020 ", denunció el representante regional de la FAO, Julio Berdegué, que indicó que si bien la pandemia agravó la situación, "el hambre ha ido en aumento desde 2014".

Niño hambre.jpg
El hambre ha ido en aumento desde 2014.

El hambre ha ido en aumento desde 2014.

Otra de las grandes preocupaciones en la región sigue siendo el sobrepeso y la obesidad. En tanto, el informe advirtió que la región también está perdiendo la batalla contra otras formas de malnutrición: 106 millones de personas, que supone que 1 de cada 4 adultos, padecen obesidad en América Latina y el Caribe.

Entre 2000 y 2016 se notificó un aumento de la obesidad de 9,5 puntos porcentuales en el Caribe; 8,2 puntos porcentuales en Mesoamérica; y 7,2 puntos porcentuales en América del Sur.

El sobrepeso infantil también fue en aumento desde hace 20 años en la región. En 2020, 3,9 millones de niños -el 7,5% de los menores de cinco años- tenían sobrepeso, casi 2 puntos porcentuales más que el promedio mundial. En este contexto, América del Sur muestra la mayor prevalencia de sobrepeso en niños -8,2% -, seguida por el Caribe con 6,6% y Mesoamérica con 6,3%. "En América Latina y el Caribe, la Covid-19 empeoró una crisis de malnutrición que ya preexistía", dijo el informe.

HAMBRE. Una niña come una arepa en Caracas. Algunos hogares debieron aumentar sus plazas para recibir más chicos que estaban en situación de calle.
Informe

Informe "Panorama regional de seguridad alimentaria y nutricional 2021".

"Con los servicios interrumpidos y los medios de vida devastados, las familias tienen más dificultades para poner alimentos saludables en la mesa, una situación que deja a muchos niños con hambre y a otros con sobrepeso", lamentó el director regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough, y pidió que "para que crezcan sanos", hay que asegurar que "todas las familias tengan acceso a alimentos nutritivos y asequibles".

La situación en la región llevó a la ONU a pedir en el informe "acciones urgentes" para detener el aumento del hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en todas sus formas, por lo que instó a los países de la región a "tomar medidas rápidamente para transformar sus sistemas agroalimentarios y hacerlos más eficientes, resilientes, inclusivos y sostenibles".

Dejá tu comentario