Incidentes en el hall central de la estación Once

Información General

El hallazgo del cuerpo de Lucas Menghini rey en el tren siniestrado el miércoles último provocó la ira de un grupo de usuarios de la exlínea Sarmiento, quines produjeron destrozos en la estación cabecera y se enfrentaron con la Policía que se encontraba apostada dentro de la misma.

Sin embargo, familiares y amigos del joven decidieron hacer una "sentada" en la terminal ferroviaria, en reclamo de justicia por la muerte del muchacho, lo que fue impedido por un grupo de manifestantes que copó el lugar y comenzó a incendiar cestos de basura, romper molinetes y destrozar vidrieras.

Mientras los primeros se replegaban a un piso superior, en el hall central y andenes sucedieron enfrentamientos con la Guardia de Infantería de la Policía Federal, que tomó el control de la estación.

La Guardia de Infantería que trataba de resguardar la seguridad recibió una lluvia de piedras y objetos, aunque rápidamente logró recuperar el control de la estación y dispersar a los jóvenes con ayuda de un carro hidrante, cuando un grupo arrojaba piedras en la intersección de las avenidas Pueyrredón y Rivadavia.

Los disturbios, que dejaron heridos en ambas partes y sofocados por gases lacrimógenos y de matafuegos, se extendieron a la avenida Pueyrredón y la Plaza Miserere, donde se registraron destrozos en vehículos y comercios, además de algunos saqueos.

Los familiares y amigos de Lucas, que no participaron de los enfrentamientos, fueron trasladados al patio de la División Sarmiento de la Policía, de donde pudieron salir sin riesgos a la calle sin efectuar declaraciones a la prensa.

Dejá tu comentario