Las cenizas llegan a la Ciudad y cancelan vuelos desde Ezeiza

Información General

La nube de cenizas que desde el sábado lanza la erupción del volcán chileno Puyehue llegará a la Ciudad de Buenos Aires y cinco aerolíneas ya suspendieron sus vuelos desde Ezeiza.

"Las cenizas llegaron a Bahía Blanca, Mendoza, La Pampa y de a poco van a transitar por la provincia de Buenos Aires. Mañana la nube de cenizas volcánicas llegará a la Ciudad", declaró Luis Rosso, gerente del Servicio Meteorológico Nacional Argentino (SMNA).

El especialista aclaró que el fenómeno no se sentirá en Capital con la misma intensidad como se dio en el Sur del país. "Puede haber una disposición de cenizas que se va a notar en una forma muy leve", dijo Rosso en declaraciones a Radio 10.

Por eso, cinco aerolíneas (Delta, American, United, Tam y Gol) decidieron cancelar sus vuelos desde Ezeiza a destinos como Miami, San Francisco y Atlanta en Estados Unidos y Río de Janeiro en Brasil. Incluso vuelos de Latinoamérica hacia Argentina fueron suspendidos. Se espera que hoy otras empresas adopten la misma medida.

En tanto, el fenómeno ya provocó la interrupción de tránsito en rutas, suspensión de clases y actividades, cancelación de vuelos y alarma en toda la Patagonia.

La caída de arena y cenizas volcánicas comenzó el sábado alrededor de las 16 en Bariloche, Dina Huapi y El Bolsón (Río Negro), Villa La Angostura (Neuquén) y el norte de Chubut; y desde el domingo viró hacia el norte y llegó a San Martín de los Andes y Junín de los Andes.

La nube siguió extendiéndose hacia el norte y llegó hasta las ciudades de Cipolletti y Neuquén, y también cubrió el centro de la provincia de Río Negro, lo que llevó preocupación a un amplio sector ganadero.

Bariloche y Villa La Angostura, las más afectadas al principio, amanecieron hoy sin caída de cenizas, lo que permitió a las respectivas municipalidades avanzar con las agotadoras tareas de retiro de toneladas de arena de calles y veredas.

Pero sobre el mediodía el cielo se cubrió nuevamente con la nube volcánica e incluso se registró una leve precipitación de cenizas y voladura de las partículas ya acumuladas por la acción del viento.

El problema también se extendió a Junín y San Martín de los Andes, donde se repitió el panorama del sábado en la zona, y lo mismo sucedió más al este, obligando a Gendarmería Nacional a cortar la ruta nacional 40, que une Bariloche con Neuquén.

Al mediodía la caída de cenizas disminuyó y mejoró la visibilidad, por lo que Gendarmería reabrió el tránsito en esa ruta a las 14, y anunció que lo cerrará nuevamente desde las 19 hasta mañana.

En tanto el paso a Chile Cardenal Samoré y los aeropuertos de la región continúan cerrados, con todos los vuelos cancelados hasta la semana próxima; y no hay tránsito sobre las rutas nacionales 231, 237 y 234, en el sur neuquino.

Aerolíneas Argentinas y Austral informaron que suspendieron los vuelos entre Buenos Aires y Bariloche, Chapelco, Esquel, Trelew, Neuquén, Viedma, Río Gallegos, Calafate, Ushuaia, Río Grande, Comodoro Rivadavia, Bahía Blanca, Santa Rosa, San Rafael, e incluso los vuelos nocturnos a Santiago de Chile y Mendoza.

En Bariloche se constituyó un comité de crisis con los ministros rionegrinos Diego Larreguy (Gobierno), Cristina Uría (Salud) y César Barbeito (Educación), quienes se reunieron con la Junta Municipal de Defensa Civil, Parques Nacionales, bomberos y fuerzas de seguridad, para actuar en conjunto en la emergencia.

Al término del encuentro, el intendente de Bariloche, Marcelo Cascón informó que en el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle "continúa la inestabilidad sísmica, por lo que las autoridades chilenas mantienen el alerta roja de nivel 6", y que hay "riesgo de recuperar su nivel de erupción".

Indicó que la ciudad sigue en emergencia y advirtió que sobre la tarde de hoy las cenizas volcánicas podrían volver a caer en forma intensa sobre Bariloche. "Vamos a tener que convivir con esto algunos días", expresó el intendente.

Por su parte, el Consejo de Educación de Río Negro volvió a suspender las clases para mañana en todos los niveles, y lo mismo dispuso el gobierno neuquino en Junín y San Martín de los Andes. En cambio, el alivio de la situación permitió al gobierno de Chubut anunciar que mañana habrá clases normalmente.

Por otra parte en Chile, la erupción del Puyehue afectó a varias localidades de la Región de los Lagos y la Región de los Ríos, provincias en las que hubo más de 4.000 evacuados entre los residentes más próximos al inestable complejo volcánico.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) del país vecino indicó que la alerta roja extrema rige para las comunas de Futrono, Lago Ranco, Río Bueno y Puyehue, una zona en la que además de notorios sismos y caída de cenizas se registró una gran presencia de sedimentos en ríos, lo que presenta riesgos aluvionales.

Quienes monitorean la actividad del volcán no detectaron hasta hoy presencia de lava, sino de flujos piroclásticos, lo que corresponde sólo a sedimento, agua, barro y hojas que se encuentran en las laderas.

Dejá tu comentario