Insaurralde continúa su evolución en el Hospital de Llavallol

Información General

Un nuevo parte médico del nosocomio en donde está internado el intendente de Lomas de Zamora precisó que "se encuentra de muy buen ánimo y clínicamente estable".

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, se encuentra con una evolución favorable y está "de muy buen ánimo y clínicamente estable" a poco más de 48 horas de haber recibido una transfusión de plasma de pacientes que lograron superar el coronavirus Covid-19, de acuerdo a un parte diario emitido por el Hospital de Lavallol, donde permanece internado hace diez días.

"A dos días de haber recibido una transfusión de plasma, Martín Insaurralde continúa internado en el Hospital de Llavallol, donde el equipo médico del Municipio de Lomas de Zamora monitorea su evolución tras haber sido diagnosticado con coronavirus el pasado 12 de junio", comenzó el comunicado sobre su estado de salud, y precisó: "El intendente se encuentra de muy buen ánimo y clínicamente estable, con saturación normal y buena mecánica respiratoria".

Las autoridades del nosocomio detallaron que Insaurralde presentó durante la noche "registros subfebriles de hasta 37.5º con mejoría de la curva térmica".

A su vez, se remarcó que "se repitieron los estudios de laboratorio a fin de cotejar los resultados con los parámetros de las jornadas anteriores" y que "no presentó fiebre".

https://twitter.com/MunicipioLdeZ/status/1274478235225673728

A poco de haber informado sobre su caso positivo, el funcionario emitió un video desde su cuenta oficial de Twitter en el que manifestó: "Simplemente, cuidense. Sé que es un momento difícil pero hay que cuidarse. Esta enfermedad está en un momento en que el pico va creciendo. Así que quedemosnos en casa todo lo que podamos”.

El domingo siguiente mantuvo un diálogo con el programa La Peña de Morfi, del canal Telefé y en donde, además, trabaja su mujer, Jésica Cirio. En esta ocasión, manifestó sentirse bien aunque con el "cansancio lógico de la fiebre y dolor muscular".

"Estoy bien, con fiebre constante, pero con el paracetamol me lo controlan; siento el cansancio lógico de la fiebre y dolor muscular", aseveró, al tiempo que agregó: "La angustia del encierro es dificilísima".

Su esposa y madre de la hija, se sometió a un hisopado a las pocas horas de que el marido haya dado positivo y, finalmente, descartó estar contagiada, a pesar de haber mantenido contacto con él.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario