El pasajero que viajó contagiado desde Miami fue excarcelado bajo fianza

La justicia excarceló bajo fianza a Santiago Solans Portillo. Fue acusado de haber regresado de Miami sabiendo que tenía Covid-19.

Santiago Solans Portillo.

Santiago Solans Portillo.

La justicia otorgó la excarcelación a Santiago Solans Portillo, el pasajero de American Airlines que está acusado de haber regresado a la Argentina desde Miami sabiendo que tenía Covid-19.

El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena le fijó una fianza de 200.000 pesos y le prohibió salir del país. Por ahora continúa aislado en un hotel.

Tras el dictamen de la fiscalía favorable al beneficio, el juez consideró que el imputado no cometió conductas que lo lleven a pensar que va a entorpecer la investigación.

El magistrado tomó en cuenta que el imputado posee un domicilio fijo en Moreno, provincia de Buenos Aires donde habita junto a su novia.

También que posee “trabajo estable, siendo parte de una sociedad comercial, en la cual se desempeña en el área de recursos humanos, contando con un sustento económico que le permite afrontar sus gastos personales”.

Solans Portillo fue detenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza el domingo pasado tras llegar desde Miami. Al prestar declaración indagatoria aseguró ante la justicia que había advertido su situación ante la compañía aérea y que obró de buena fe ajustándose a lo que le indicó el seguro de su tarjeta de crédito.

En una presentación, el acusado aseguró que antes de viajar se realizó el test PCR y el resultado fue positivo.

Ante esa situación, consultó con el seguro de su tarjeta de crédito y dijo que le indicaron que podía tratarse de un “falso positivo” por lo que le recomendaron un médico para que le emitiera un certificado indicando si estaba en condiciones de viajar.

Esa situación había sido informada a la compañía American Airlines, que le permitió viajar, según relató el acusado.

Pero no explicó por qué no había informado del PCR positivo en la declaración jurada que debió presentar ante la Dirección Nacional de Migraciones.

Se lo acusa del delito establecido en el artículo 202 del Código Penal que dice que se pena con reclusión o prisión de tres a quince años, al que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar