Récord de violencia contra los trabajadores humanitarios en 2019, según la ONU

Información General

El año pasado, 483 voluntarios resultaron agredidos, de los cuales 125 fueron asesinados. La mayoría de los ataques se produjeron en Siria, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Afganistán y República Centroafricana.

El 2019 fue el peor en cuanto a violencia para los trabajadores humanitarios, según anunció este miércoles la ONU con motivo del Día Mundial de la Ayuda Humanitaria.

El año pasado, los ataques contra los humanitarios superaron los de los años precedentes, con un total de 483 trabajadores agredidos, de ellos 125 asesinados, 234 heridos y 124 secuestrados en 277 incidentes. Estos datos, que fueron recopilados por la ONU, parten del centro de investigación Humanitarian Outcomes.

Esto representa un aumento del 18% en el número de víctimas con relación a 2018.

Solo el 9 de agosto, murieron en "ataques abominables" en Níger, un país de África Occidental, seis humanitarios de la ONG francesa Acted, junto con el conductor y el guía nigerinos, cuando visitaban la reserva de jirafas de Kuré, a 60 kilómetros al sureste de la capital Niamey.

En 2019, la mayoría de los ataques se produjeron en Siria, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Afganistán y República Centroafricana. En Malí y Yemen se han duplicado la violencia en comparación con el año anterior.

Además, se registró un recrudecimiento de los atentados contra los médicos en Siria y aquellos comprometidos con la lucha contra el ébola en el Congo.

"A los trabajadores humanitarios del mundo entero que realizan un trabajo importante y valiente en primera línea, les decimos 'gracias'", declaró el secretario general adjunto para los asuntos humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, y agregó: "La mejor manera de rendir homenaje es financiando su trabajo y garantizando su seguridad".

El Día Mundial de la Ayuda Humanitaria corresponde al día del atentado contra la sede de la ONU en Bagdad, el 19 de agosto de 2003, que le costó la vida a 22 personas, entre ellas la del representante especial del secretario general para Irak, el brasileño Sergio Vieira de Mello.

Desde entonces, cerca de 5.000 humanitarios han sido asesinados, heridos o secuestrados. En la década 2010-2019, los ataques aumentaron 117% con relación al periodo 2000-2009, según la ONU.

Temas

Dejá tu comentario