San Martín: detuvieron a policía por crimen a la salida de boliche

Información General

Un hombre de origen peruano murió esta madrugada luego de recibir un disparo de escopeta con un proyectil de goma efectuado por un policía, en el marco de un episodio cuyas circunstancias se investigaban, ocurrido a la salida de un boliche bailable de la localidad bonaerense de San Martín.

Por el hecho, el policía que realizó el disparo fue detenido y separado en forma preventiva de la fuerza por disposición de la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial.

La víctima del incidente fue identificada como Carlos Eduardo González, de 36 años, quien según indicaron sus familiares fue ultimado de un disparo por la espalda realizado con un proyectil de goma y a corta distancia, en el momento en que separaba a dos mujeres que se habían trenzado en una riña a la cual se sumaron otras personas.

El jefe de la Departamental San Martín, el comisario Mario Briceño, identificó al policía detenido como el sargento Martín Cabrera y aseguró que en la pelea no intervinieron sólo las dos mujeres, sino varias personas.

"Si hubiera sido solamente una pelea de dos mujeres, no hubiera sido necesario hacer un disparo, ni siquiera al aire", dijo el jefe policial, quien de todas maneras sostuvo que se están realizando todas las averiguaciones necesarias para determinar si hubo "negligencia" de parte del policía detenido.

En tanto, una tía de González aseguró que el hecho se produjo cuando su sobrino intentaba separa a dos mujeres ebrias que se peleaban entre sí, y fue baleado por la espalda, circunstancia que fue observada por varios testigos.

"Mi sobrino siembre iba al lugar y nunca tenía problemas con la gente. El problema es la Policía que si actúa así, no sé lo que tenemos que esperar de los delincuentes", dijo la mujer, entre llantos.

Además, se quejó al afirmar que el sargento que realizó el disparo y otros policías "impidieron" a los presentes auxiliar a su sobrino antes de que llegara la ambulancia.

El comisario Briceño, en tanto, indicó que el sargento Cabrera -que formaba parte de una patrulla- acudió al lugar ante un llamado de los dueños del boliche por la pelea que se desarrollaba en el lugar.

El jefe policial sostuvo que varios de los presentes en el lugar de los hechos, los cuales esta mañana prestaban declaración ante el fiscal de San Martín que intervino en el caso, se encontraban en estado de ebriedad.

También señaló que en el momento del hecho se desarrollaba una fiesta privada en el local nocturno.

Dejá tu comentario