Sida y cáncer, temas del Nobel

Información General

Estocolmo (EFE) - El Premio Nobel de Medicina 2008 reconoció ayer las investigaciones de tres virólogos que con sus descubrimientos propiciaron un salto cualitativo determinante para la identificación y el tratamiento del cáncer cervical y el sida, dos enfermedades causantes de millones de muertes al año.

Al alemán Harald zur Hausen se le premia por descubrir la conexión entre el papiloma humano y el cáncer cervical, mientras los franceses Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi son distinguidos por el hallazgo del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), según el fallo del Instituto Karolinska de Estocolmo, la institución que otorga este galardón.

En contra de las teorías dominantes en la década de 1970, Zur Hausen (Gelsenkirchen, 1936) postuló que el virus del papiloma humano (HPV, por sus iniciales en inglés) jugaba un rol en el desarrollo de este cáncer, el segundo más común entre las mujeres.

Barré-Sinoussi (París, 1947) pasó a formar parte del equipo de virólogos de Luc Montagnier (Chabris, 1932) en el Instituto-Pasteur en 1974, y juntos empezaron a trabajar siete años después en la búsqueda del agente causante de un extraño síndrome que creó una conmoción mundial y ha causado millones de víctimas: el sida. Dos años después descubrieronel virus causante del sida, el VIH.

El Nobel es un espaldarazo a Montagnier en la polémica sobre la paternidad del hallazgo del virus que durante más de una década mantuvo con el estadounidense Robert Gallo.

Dejá tu comentario