Sin solución, los comerciantes volvieron a cortar el tránsito

Información General

Los comerciantes que integran la Asociación de Amigos de la Calle Florida realizaron un nuevo corte en la intersección de esa peatonal con la avenida Corrientes, en protesta por la proliferación de la venta ilegal en esa zona de la Capital Federal.

Se trata del séptimo día de protestas de este tipo, que tiene como fin hacer público el rechazo de los dueños de los comercios a la instalación de vendedores "manteros" sobre Florida.

"La idea es cortar todos los días hasta que se solucione el problema", sostuvo el presidente de la Asociación, Héctor López. El martes fueron recibidos por funcionarios porteños, para intentar destrabar el conflicto.

En tanto, la Cámara de Comerciantes Mayoristas e Industriales de la República Argentina (CADMIRA) reiteró su rechazo a la venta callejera e instó al Gobierno porteño a dar una "rápida y efectiva solución" a esta situación.

Según estimaciones de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), los "manteros" de la peatonal Florida llegan a facturar más de medio millón de pesos en un solo día. Por su parte, mientras que el jefe de Gabinete porteño, Horario Rodríguez Larreta, apuntó contra la Policía Federal y le reclamó "firmeza".

Según CAME, "la venta ilegal en la calle Florida crece visiblemente a lo largo y ancho de la peatonal. Durante el sábado 26 de noviembre, se detectaron 677 manteros, diseminados en las diez principales cuadras que la recorren desde Rivadavia hasta Santa Fe. En función de los precios y el movimiento observado, sólo el sábado, habrían realizado ventas estimadas por 517.987 pesos".

Rodríguez Larreta reiteró que el Gobierno comunal va a "defender a los comerciantes que pagan sus impuestos a la Ciudad de Buenos Aires", tanto en la calle Florida como en el resto del distrito, y alertó que detrás de la venta ilegal existen "mafias organizadas que ponen abogados y muchos recursos".

El funcionario, en declaraciones a la prensa, sostuvo que el Ejecutivo porteño tiene "vocación de diálogo con los comerciantes y con los artesanos para llegar a una solución" y en este marco, pidió "no generalizar". "Una cosa son los artesanos que efectivamente trabajan y tienen un modo de vida digna, a quienes tenemos que apoyar y darles una alternativa, y otra cosa son los que venden mercadería trucha y muchas veces robada", indicó.

"Con los artesanos se está hablando para evaluar en qué lugar pueden trabajar y que eso no entre en conflicto con los comerciantes, que trabajan cumpliendo con todas las leyes y pagando sus impuestos", agregó. Al término de la reunión semanal del Gabinete porteño, en el Jardín Botánico del barrio de Palermo, Rodríguez Larreta apuntó además contra la Policía Federal con jurisdicción en la zona en la que proliferan los "manteros" en Florida.

Dejá tu comentario