Subte: tras firma de acuerdo, volvió a funcionar la línea B

Información General

El servicio de subtes de la Línea B funcionó con normalidad luego del paro que los "metrodelegados" realizaron el último viernes, aunque el Gobierno porteño insistió en que esa medida de fuerza tuvo una "clara intencionalidad política".

El subsecretario de Asuntos Públicos del Gobierno porteño y candidato a diputado nacional por el PRO, Álvaro González, afirmó que "los subtes funcionan, pero acá hay clara intencionalidad de los metrodelegados, algunos candidatos a senadores, que hacen política y toman de rehén a la gente".

De esta manera aludió, sin nombrarlo, al delegado de la Línea B Claudio Dellacarbonara, quien se postula como primer candidato del Frente de Izquierda y de los Trabajadores a senador nacional por la Ciudad.

En declaraciones radiales, González admitió que "alguna vez puede haber desperfecto, son máquinas, son estructuras que pueden tener alguna problemática" pero subrayó que "no puede ser que cada vez que los metrodelegados tengan un reclamo, que puede ser justo, tengan de rehenes a 50 mil personas".

"Es claro que hay un reclamo que tiene más un condimento político que gremial. Todos los organismos técnicos de control informaron que no hay problemas de seguridad, por lo tanto hay una clara intencionalidad de parte de los metrodelegados, que están haciendo política teniendo de rehén a la gente", agregó en alusión a la polémica por las condiciones de las dos nuevas estaciones de la Línea B, Echeverría y Juan Manuel de Rosas.

El funcionario calificó como "un disparate" la medida de fuerza sorpresiva, que se extendió por 24 horas, y sostuvo que "hubo interrupciones extrañas y hasta se está estudiando la posibilidad de un sabotaje".

"No podemos avalar esta metodología de reclamo, basada en la extorsión", sostuvo González y agregó: "Nosotros asumimos el desafío de mejorar el subte por los vecinos y no podemos aceptar que el servicio sea interrumpido por intereses políticos de algunos".

La medida de fuerza arrancó a primera hora del viernes y se extendió durante toda la jornada, aunque los sindicalistas de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) alcanzaron un principio de acuerdo con la empresa Metrovías y Sbase, para reanudar el servicio a partir de este sábado a las 5:00.

El acta firmada indica que, tal como ocurre con toda instalación recientemente puesta en servicio, la línea B "se encuentra aun sujeta a los ajustes propios de la inauguración" y que por tanto "es de esperar que continúen produciéndose afectaciones al servicio por razones técnicas".

Además, establece que las demoras e inconvenientes producidos "son ajenos al desempeño de los trabajadores" y que "todas las partes realizaran los esfuerzos necesarios para minimizar las eventuales consecuencias de situaciones que pudieran afectar el servicio".

"Metrovías reconoció que las fallas de las últimas semanas son producto de que las nuevas estaciones no se probaron antes de ponerlas en servicio. Ahora quisiera escuchar retractarse a todos los funcionarios porteños que le echaron al culpa a los laburantes y los acusaron de vagos", señaló Roberto Pianelli, secretario general de la AGTSyP.

El paro fue dispuesto por los "metrodelegados" luego de que el jueves el servicio se prestara con constantes irregularidades y culminara la jornada en medio de incidentes en la estación Los Incas, donde un grupo de usuarios increparon a trabajadores por los problemas técnicos que sufrió el servicio y hubo cruces con golpes de puño y patadas en los andenes.

Dejá tu comentario