14 de octubre 2022 - 23:23

Turquia: las muertes por la explosión en la mina de carbón ascienden a 25

El gobernador de Bartin, Nurtac Arslan, confirmó que hay 44 mineros atrapados a una profundidad de 300 metros y otros cinco a 350 metros.

La llegada de la noche dificulta las tareas de rescate.

La llegada de la noche dificulta las tareas de rescate.

El ministro de Salud e Turquía, Fahretin Koca, confirmó esta noche la muerte de 25 personas en la explosión en una mina de carbón de la provincia de Bartin, en el norte de ese país, cerca del Mar Negro, mientras que otras 11 reciben atención médica y 49 continúan atrapados a 300 metros de profundidad.

"Desafortunadamente, el número de víctimas en Bartin llegó a 25. Tenemos 11 heridos que están siendo atendidos. 4 de nuestros pacientes, 1 de ellos grave, se encuentran en cuidados intensivos" dijo el ministro en su cuenta de Twitter, según la agencia Europa Press.

Además, otros seis heridos habrían sido trasladados al hospital Basaksehir Çam de Estambul y al Centro de Quemados del Hospital de la ciudad de Sakura, por vía aérea, según escribió Koca en la red social

Por el momento se desconocen las causas de la explosión, que se ha registrado a 300 metros de profundidad, y hasta el lugar se han desplazado efectivos sanitarios y bomberos, según la agencia turca Anatolia.

El gobernador de Bartin, Nurtac Arslan, confirmó que hay 44 mineros atrapados a una profundidad de 300 metros y otros cinco a 350 metros.

Tras conocerse el suceso, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ordenó a los ministros del Interior, de Energía y Recursos Naturales y el de Trabajo y Seguridad Social, Suleiman Soilu, Fatih Donmez y Vedat Bilgin, respectivamente, que se desplacen hasta Amasra.

De igual modo, la Fiscalía General de Bartin ha puesto en marcha una investigación sobre lo ocurrido, asignando el caso a tres fiscales.

Un minero que pudo salir de los túneles por sus propios medios afirmó a la agencia de prensa de Turquía, Analodu, que "no sé qué pasó. Hubo una presión repentina y no pude ver nada".

La gobernadora local, Recai Cakir, afirmó que un equipo de más de 70 rescatistas había logrado llegar a un punto en el pozo a unos 250 metros bajo tierra, según AFP.

"Los esfuerzos de rescate continúan", dijo la gobernadora provincial, aunque de momento no se sabía si los equipos podrían acercarse más a los trabajadores atrapados o qué estaba bloqueando su paso posterior.

Y agregó que "casi la mitad de los trabajadores fueron evacuados, la mayoría están a salvo aunque hay algunos que se encuentran seriamente heridos".

En este sentido, las autoridades locales informaron que los trabajos de rescate proseguían por la noche, pese a la dificultad añadida de la falta de luz.

A su vez, la oficina del fiscal público local dijo que estaba tratando lo ocurrido como un accidente y que estaba iniciando una investigación formal.

Dejá tu comentario

Te puede interesar