Crisis y éxodo: cae matrícula en colegios privados (en Uruguay explota por argentinos)

Información General

Sólo en una institución de Punta del Este se sumaron este año 170 estudiantes de familias argentinas que emigraron. En Montevideo también hay un marcado incremento.

El regreso a clases en los colegios privados comenzó con sorpresas. Por distintas razones, se registra una baja en la matriculación que, en algunos casos, es menor pero, en otros, más que significativa.

Así se desprende del relevamiento en distintas instituciones, la opinión de entidades del sector y hasta del boca a boca de padres que ya tuvieron la suerte de que sus hijos reiniciaran la actividad presencial y comprobaron in situ las deserciones de sus compañeros.

Según el secretario general de la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (Adeepra), Perpetuo Lentijo, hay datos que muestran esta realidad: “Se registra una caída en el nivel de matriculaciones de entre 5% y 30% respecto al año pasado. En algunos casos, se debe a la demora de las inscripciones porque hubo una gran morosidad durante el 2020 y las familias están acordando con los colegios cómo regularizar la situación. Esto tiene un alto impacto en los niveles medios y bajos.”

El motivo de la crisis económica, como consecuencia de la larga cuarentena, explica una parte del problema. Hay otro factor que se percibe en los colegios que apuntan a sectores de alto poder adquisitivo que se vincula más a la emigración motivada por distintas cuestiones.

Basta recorrer las redes sociales para constatar la innumerable cantidad de casos de familias que decidieron radicarse en otro país en los últimos meses. Eso se refleja en la pérdida de matrícula en instituciones de elite, especialmente en el corredor norte de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, aunque se replica en otras zonas. Dos alumnos en un curso, tres en el otro, más en algunos. Esa es la fotografía que está mostrando el reinicio de las clases en establecimientos con cuotas del nivel primario por arriba de los $30.000. Una pérdida “hormiga” del número de alumnos, pero que crece.

“En otros momentos, con una mejor situación socioeconómica, los colegios privados llegaban a tener cubiertas todas las vacantes. Sin embargo, este año, hay lugar en cualquier escuela” agregó Lentijo.

Es difícil medir el impacto de la mudanza de familias al exterior ya que los colegios no llevan registros de los motivos de las deserciones y, varias instituciones consultadas prefirieron no responder a la demanda periodística. Sin embargo, es posible aproximarse a un escenario cercano a la realidad sobre la base de lo que sucede en Uruguay, elegido por muchos argentinos para radicarse en los últimos tiempos. Los destinos elegidos para emigrar son variados: Estados Unidos, Europa, Chile. Pero, del otro lado del Río de la Plata, sin duda, es el más atractivo por su cercanía y familiaridad. Según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores del país vecino, unos 7.000 argentinos realizaron durante 2020 el trámite de residencia para radicarse y se calcula, sobre la base de medios periodísticos uruguayos, que hay unos 4.000 más en proceso.

Es por eso que tanto los establecimientos privados como desde oficinas públicas de ese país admiten el fuerte crecimiento de la matrícula de alumnos argentinos. “Comparados con años anteriores es evidente el aumento de inscripción de estudiantes de la Argentina”, señalaron desde la Dirección de Educación de Uruguay.

La consulta a distintos colegios privados confirma esa presunción. Un caso muy llamativo es el del International College de Punta del Este. Este colegio, de perfil socioeconómico alto, recibió para el actual ciclo lectivo unos 170 alumnos argentinos nuevos que, sumados a los inscriptos en 2020, representan ya el 38% del total de los estudiantes que cursan en esa institución. La cuota de este colegio, con niveles kinder, primaria y secundaria, va de unos u$s350 a u$s900. “El crecimiento de la demanda comenzó en el segundo semestre del 2019, pero estos últimos meses tuvo un incremento muy importante y seguimos teniendo consultas todos los días. De más de 200 alumnos nuevos que tuvimos este año, el 85% son argentinos. Estamos adaptando los programas para darle un perfil más internacional”, señaló a Ámbito Pedro Marquez, gerente de marketing del IC. En ese sentido, desde la Dirección de Educación uruguaya señalaron que, ante el crecimiento que está teniendo la llegada de estudiantes extranjeros, se proyecta crear en Punta del Este un polo universitario de excelencia para atender esa demanda que, estiman, seguirá en alza. “Creemos que esto es el comienzo de una tendencia que seguirá en aumento y queremos brindarles una opción a los alumnos de primaria y secundaria cuando terminen esos ciclos”, explicaron en esa dependencia.

En Montevideo se viven situaciones parecidas. En la mayoría de los colegios privados, de las zonas más exclusivas de la ciudad, hay marcada afluencia de alumnos argentinos de familias que decidieron emigrar. “Somos un colegio de unos 220 alumnos y este año tuvimos la inscripción de seis estudiantes provenientes de la Argentina que se suman a dos más que llegaron en el segundo semestre del año pasado” detalló a este diario, Enrique Morrone, director del Queen’s School. El valor de la cuota de esta escuela ronda los u$s500. En mayor o menor cantidad, se percibe esa migración a instituciones de ese país tanto de lengua inglesa, francesa, italiana, alemana que tienen colegios de primer nivel en la capital uruguaya. En uno de los más grandes, reconocieron que sumaron este año más de 20 estudiantes llegados de la Argentina. También se repite el arribo de estudiantes argentinos en otros colegios prestigiosos. “Tenemos bastantes familias argentina y se han sumado nuevas en los últimos meses” señalaron desde la Escuela Integral, un establecimiento orientado hacia la colectividad judía. En todos los colegios consultados destacan que el nivel de consultas sigue en crecimiento y que esperan sumar más estudiantes en la medida en que las familias vayan obteniendo las residencias en trámite. Todo es cuestión de multiplicar.

“La crisis económica está provocando el achicamiento del sector y las escuelas privadas son buen termómetro para medir la realidad. No podemos saber cuántos alumnos están emigrando pero, viendo lo que sucede sólo en Uruguay, está claro que es un hecho evidente”, aseguró Lentijo.

Dejá tu comentario