18 de enero 2007 - 00:00

Ya son más de 60 los muertos por el intenso temporal en EEUU

El temporal afecta a nueve estados del país
El temporal afecta a nueve estados del país

El crudo invierno en Estados Unidos, que ya dejó más de 60 muertos y cientos de miles de personas sin energía eléctrica, continúa castigando a buena parte del país con temperaturas extremas que incluso provocaron una nevada en la templada California.

Más de 60 muertes en nueve estados fueron atribuidas al inclemente clima sobretodo por accidentes de tránsito provocados por carreteras resbaladizas por el hielo.

Una capa de nieve blanqueó ayer las colinas de Malibú, un pueblo costero cerca de Los Angeles, conocido por albergar residencias de afamados actores de la industria cinematográfica y televisiva. También es famoso por sus playas y el sol radiante que las calienta todo el año.

También nevó sobre Los Angeles, un raro acontecimiento que ha sido provocado por las bajas temperaturas que se registran en California (este).

Para hoy se pronostican bajas temperaturas.

El severo clima llevó incluso al cierre de una importante autopista que comunica a Los Angeles con la capital estatal Sacramento.

El gobernador Arnold Schwarzenegger declaró el estado de emergencia en California, donde la importante industria de frutas cítricas ha visto sus plantaciones diezmadas, con pérdidas calculadas en más de mil millones de dólares.

Temperaturas inusualmente frías se registraron también en Texas (suroeste), con 7,6 centímetros de nieve acumulada en Dallas, y las escuelas de San Antonio y Houston debieron suspender actividades por las lluvias heladas.

Un cuarto de la totalidad de los vuelos del concurrido aeropuerto de Dallas fue cancelado ayer pero se esperaba que este jueves se restableciera la normalidad.

El hielo en las carreteras sigue siendo la principal preocupación en gran parte de Estados Unidos, sobretodo cuando los servicios meteorológicos pronostican que las bajas temperaturas permanecerán en los próximos días.

Mientras, unas 300.000 personas en los estados centro occidentales del país seguían sin electricidad, 100.000 de ellos en Missouri y 92.000 en Oklahoma.

El presidente estadounidense, George W. Bush, declaró la emergencia para Oklahoma el domingo y para Missouri el lunes, para liberar fondos federales que sirvan para acometer los trabajos de recuperación de la región.

El gobernador de Oklahoma, Brad Henry, visitó lugares afectados y declaró: "Parece una zona de guerra".

"Es difícil imaginar que el hielo puede causar tanto daño", agregó.

Recuperarse de los daños tomará semanas o meses, auguró el periódico.

Para hoy la ola de frío golpeará Carolina del Sur e inclusive Atlanta, más al sur, según el Servicio Meteorológico Nacional, que lanzó un alerta de nevadas.

En los estados del noroeste de Oregon y Washington, miles de habitantes permanecieron en sus hogares ayer, cuando cayó copiosa nieve. Para hoy se esperaba un clima similar.

En Portland, equipos trabajaban arduamente para sacar el hielo de las calles, pero de igual forma los expectativas meteorológicas para los próximas horas no eran buenas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar