Edición Impresa

La recaudación de mayo creció 50,4%, a $444.250 M

Los impuestos al comercio exterior hicieron la diferencia. Advierten que sin ellos los ingresos hubieran subido sólo 37,7%.

La recaudación fiscal de mayo registró un incremento del 50,4% con relación a igual mes del año pasado, hasta totalizar los $444.250 millones, informó el titular de AFIP, Leandro Cuccioli. A pesar del aumento de la presión fiscal, los ingresos del fisco de mayo quedaron un 5% por debajo de la inflación del mes pasado. En números, al organismo le habrían faltado unos $22.000 millones para equiparar la suba de los precios.

Los ingresos del fisco del mes pasado se fundamentaron en una fuerte expansión de lo generado por los impuestos al comercio exterior. Por un lado, los derechos de exportación recaudaron $38.425,1 millones. Es un 254,4% más que en el quinto mes del año pasado. En ello entran en juego las retenciones adicionales ($17.482 millones) que impuso el Gobierno desde octubre del año pasado y la mayor liquidación de exportaciones de parte del agro. Las retenciones a los servicios dejaron otros $1.354 millones. Por otro lado, las importaciones registraron entradas por $14.220 millones con un incremento del 62,5%. La mejora no se debe a los aranceles, ya que la compras del exterior se vienen desplomando a un ritmo del 30% interanual. Se fundamenta en la suba de la Tasa de Estadística, que pasó del 0,5% a 2,5%, pero sobre todo, porque el tope se elevó de u$s500 a u$s125.000 por operación de importación. En mayo del año pasado aranceles y tasa habían aportado apenas $8.750,3 millones.

La consultora ACM indicó en un informe que “si se tiene en cuenta la devaluación del 90% (mayo contra mayo) y el aumento de la tasa 0,5% a 2,5%, la recaudación por derechos muestra un crecimiento muy bajo en términos reales, lo que confirma la continuidad en el freno de las importaciones durante mayo”.

La consultora realizó una proyección sobre cómo podría haber evolucionado la recaudación total sin el aporte de los nuevos impuestos al comercio exterior. Estimó que hubiera sido $405.824,7 millones con una suba de apenas el 37,4%.

En tanto, el Impuesto al Valor Agregado generó $126.173 millones con una suba del 44.5% interanual. Unos $86.082 millones correspondieron al componente impositivo relacionado directamente con el consumo interno. Ese rubro creció 49% interanual. En cambio, el IVA aduanero aportó $45.392 millones, con un incremento del 46,9% respecto de mayo del año pasado. De ese total, el IVA a los servicios digitales dejó apenas el 0,27% del total, esto es $340 millones.

Por otro lado, el Impuesto a las Ganancias mostró ingresos por $129.056 millones, con una mejora del 68,9% interanual. El mes pasado venció el pago del saldo de lo declarado por las sociedades que cierran balance en diciembre. El importe incluye $3.500 millones del denominado Revalúo Fiscal.

El Impuesto al Cheque, en tanto, se comportó por debajo de lo que podría esperar la AFIP. Si bien subió 50,6% hasta $28.704 millones, en realidad en mayo hubo un día más de actividad que en el mismo mes de 2018. Si se descuenta esa jornada, la recaudación hubiera crecido 43,4%. Ello podría anticipar un mal comportamiento del IVA de junio, porque las operaciones que quedan marcadas en Débitos y Créditos Bancarios de un mes son las que generan el saldo del IVA que los contribuyentes pagan al mes siguiente.

Por la seguridad social se recaudaron $90.691 millones con una suba nomial del 32,2%, pero una caída real de 22,8 puntos respecto de la inflación. Los aportes contribuyeron con $37.080 millones y las contribuciones $53.611 millones. Los datos reflejan la caída de empleos registrados. En mayo pasado hubo 237 mil puestos menos que en el mismo mes del año pasado. Si bien es cierto que la reforma fiscal significó una rebaja de la presión para las empresas, aún sin ella, la recaudación de estos tributos relacionados con el trabajo hubieran crecido 36,7%, estimó la AFIP.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario