Científicos de Harvard afirman que lograron revertir el envejecimiento

Lifestyle

Se trata de un trabajo de laboratorio que llevó 13 años, fue publicado en la revista Cell y puede convertirse en un hito científico.

¿Harvard halló la fuente de la juventud? Es una posibilidad según un estudio de un equipo de científicos de la reconocida universidad, que asegura que lograron revertir el envejecimiento, tanto del cuerpo como del cerebro.

Los resultados del estudio, de un trabajo de más de una década, fueron publicados por la revista Cell. Y los científicos afirman que pudieron duplicar la vida que les quedaba a unos ratones viejos.

“Creemos que el nuestro es el primer estudio que muestra el cambio epigenético como el principal impulsor del envejecimiento en los mamíferos”, dijo el autor principal del artículo, David Sinclair, profesor de genética en el Instituto Blavatnik de la Escuela de Medicina de Harvard y codirector del Instituto Paul F. Centro Glenn para la Investigación de la Biología del Envejecimiento.

El estudio demuestra por primera vez que la degradación en la forma en que se organiza y regula el ADN, conocida como epigenética, puede provocar el envejecimiento en un organismo, independientemente de los cambios en el código genético en sí.

Los varios experimentos del equipo brindan la esperada confirmación de que los cambios en el ADN no son la única, ni siquiera la principal causa del envejecimiento. Los hallazgos muestran que los cambios químicos y estructurales en la cromatina, el complejo de ADN y proteínas que forman los cromosomas, alimentan el envejecimiento sin alterar el código genético en sí.

Los investigadores lograron que los órganos y tejidos de los ratones recuperaran un estado juvenil. “Este trabajo abre una puerta para aplicar esos otros métodos para rejuvenecer células y tejidos”, dijeron los científicos. El procedimiento ya se está empezando a probar en primates.

Este enfoque difiere de investigaciones y creencias previas sobre el envejecimiento. Durante décadas, una teoría reinante fue que el envejecimiento surge de una acumulación de cambios en el ADN, principalmente mutaciones genéticas, que con el tiempo impiden que más y más genes funcionen correctamente.

Pero se detectó que algunas personas y ratones con altas tasas de mutación no muestran signos de envejecimiento prematuro. Otros observaron que muchos tipos de células envejecidas tienen pocas mutaciones o ninguna.

De allí surgió que uno de los posible motivos del envejecimiento son los cambios epigenéticos.

Al actuar como un interruptor para la actividad de los genes, estas moléculas epigenéticas ayudan a definir el tipo y la función celular. “La epigenética es como el sistema operativo de una célula, que le dice cómo usar el mismo material genético de manera diferente”, dijo Yang, coautor principal con Motoshi Hayano, ex becario postdoctoral en el laboratorio Sinclair.

El experimento consistió básicamente en forzar esos cambios epigenéticos y se comprobó que esto aceleraba el envejecimiento de los ratones, tanto física como mentalmente.

Luego, los investigadores les dieron a los ratones una terapia génica que revirtió los cambios epigenéticos que habían causado. Los órganos y tejidos de los ratones recuperaron un estado juvenil.

Como resultado, ratones envejecidos y ciegos lograron recuperar la vista y desarrollaron cerebros más jóvenes.

Dejá tu comentario