8 de julio 2024 - 20:00

Ola polar: los 4 consejos para proteger a tu mascota del frío y que no sufra el invierno

Se acercan los días más fríos del año. Descubrí cómo cuidar a tu mascota y protegerla del frío extremo.

Ola polar: los 4 consejos para proteger a tu mascota del frío y que no sufra el invierno

Ola polar: los 4 consejos para proteger a tu mascota del frío y que no sufra el invierno

Freepik.

El invierno puede ser una época dura no solo para nosotros, sino también para nuestras queridas mascotas. Las temperaturas mínimas pueden llegar a caer de forma drástica, lo que significa que debemos tomar medidas adicionales para garantizar la comodidad y salud de las mascotas. Así como nos cuidamos de enfermedades respiratorias propias de esta estación, nuestras mascotas también necesitan atención especial para enfrentar el frío.

Aunque estén cubiertos de pelo, los animales también sufren el cambio de estación. Si tu mascota pasa gran parte del tiempo en el exterior, es fundamental considerar si puede dormir adentro durante las noches más frías, especialmente de junio a agosto. Preparar un área cálida dentro de la casa puede hacer una gran diferencia en su bienestar.

disparo-enfoque-selectivo-perro-vestido-sueter-invierno-gris.jpg

¿Cómo cuidar a tu mascota durante el invierno?

Con estos cuatro consejos vas a poder conseguir que tu mascota esté protegida y cómoda durante los meses más fríos del año:

Proporcionar un refugio adecuado: Si tu mascota no puede dormir adentro, asegurate de que tenga un refugio seco, abrigado y protegido del viento y la lluvia. Esto ayudará a mantenerlos seguros y cómodos durante las noches heladas.

Aumentar la ingesta de calorías: Mantener la temperatura corporal en invierno requiere más energía. Las mascotas que viven afuera deben comer un poco más para compensar este gasto calórico adicional. Sin embargo, evita sobrealimentar a los animales que pasan más tiempo dentro de la casa.

Limitar los baños: Durante el invierno, es recomendable reducir la frecuencia de los baños para evitar que la piel de tu mascota se seque y debilite. Si es necesario un baño, consultá con el veterinario sobre champús hidratantes para baño en seco.

Proteger las partes vulnerables: Las orejas, colas y patitas son particularmente sensibles al frío. Considerá usar botas, abrigos y capas diseñados específicamente para mascotas, y consultá con el veterinario sobre cremas hidratantes y protectoras adecuadas.

Además, es importante no cortarles el pelo durante el invierno. Un pelaje largo proporciona mayor abrigo, y si tu mascota tiene el pelo demasiado largo, solo recortalo ligeramente para evitar que se mantenga húmedo y frío después de mojarse.

Dejá tu comentario

Te puede interesar