Abbas afirmó que Palestina está "al borde de guerra civil"

Mundo

El presidente Mahmud Abbas afirmó que los palestinos están "al borde de la guerra civil", después que la precaria tregua entre Hamas y Al Fatah en la Franja de Gaza fue rota hoy por violentos enfrentamientos entre milicianos de ambos grupos.

De los enfrentamientos ocurridos a la altura del valle de Karni, en la frontera entre Gaza e Israel, Hamas y Al Fatah se culparon recíprocamente.

Según fuentes de la guardia presidencial de Abbas, decenas de personas armadas de Hamas intentaron ocupar una posición controlada por aquella por lo cual tuvieron que enfrentar una dura resistencia armada.

El tiroteo entre las dos partes duró unas tres horas y hubo un herido, pero no se mencionó la existencia de muertos.

Un portavoz de Hamas, Abu Ubaida, negó que en los enfrentamientos hayan participado milicianos de su movimiento y que éstos hayan tratado de ocupar una posición controlada por la guardia presidencial que es responsable de la seguridad en Karni, por donde pasa todo el tráfico comercial de la Franja.

Pocas horas después, en el barrio de Zaitún de Gaza, un vehículo de la guardia presidencial fue bloqueado por militantes armados que se apropiaron de él.

En tanto concluyó esta mañana, después de 24 horas, el ataque israelí realizado en el extremo meridional de la Franja de Gaza.

En los hechos tomaron parte unos quince medios blindados, algunos de ellos de infantería y excavadoras.

Las operaciones fueron protegidas por helicópteros de la aviación militar.

Fuentes militares israelíes refirieron que un cierto número de palestinos fue detenido e interrogado.

La alarma por los enfrentamientos fratricidas fue lanzada por el presidente Abbas, en un discurso transmitido por televisión en ocasión del 40º aniversario de la guerra de los Seis Días que llevó a la ocupación israelí del Sinaí, de Cisjordania, de Jerusalén oriental, de Gaza y de las alturas del Golán.

"A propósito de nuestra situación interna, dijo el presidente, lo que nos preocupa es el caos y, más precisamente, estar en el umbral de una guerra civil".

Estos choques internos, agregó, tienen un impacto negativo para la causa palestina a los ojos de la comunidad internacional y "son incluso peores que la ocupación israelí".

El titular de la ANP dijo que empleó cientos de horas para tratar de detener los cruentos choques internos palestinos.

Abbas confirmó que el próximo jueves se reunirá con el premier israelí Ehud Olmert, por primera vez en territorio de la Autoridad Nacional Palestina, en Jericó.

El mandatario advirtió que esos enfrentamientos internos minaron la posición de los palestinos ante la opinión pública mundial y criticó a los grupos armados responsables del secuestro del soldado israelí, Ghilad Shalit, y de los disparos con misiles Qassam hacia territorio de Israel.

El presidente afirmó que estaba decidido a poner sobre la mesa todas las cuestiones que preocupan a los palestinos, desde la reanudación de las negociaciones de paz a la liberación de los detenidos palestinos y el desbloqueo de los fondos de la ANP en manos de Israel.

Abbas concluyó señalando que la ocupación israelí de Cisjordania, de Jerusalén oriental y de Gaza en la guerra de 1967 fue "un día negro" para los palestinos y que sólo la creación de un Estado palestino cancelará el recuerdo de la derrota sufrida entonces.

Dejá tu comentario