Alerta: disturbios otra vez en Francia

Mundo

París (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Dos colectivos fueron incendiados ayer a la madrugada por grupos de jóvenes encapuchados, en localidades de Francia, a un año de la rebelión que desembocó en una revuelta popular en barrios periféricos de París.

Tras los incidentes, el primer ministro, Dominique de Villepin, prometió «castigos inmediatos y ejemplares» contra los autores de los actos de violencia, para que «en nuestro país no existan zonas de no derecho». En la misma línea, el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, dijo que «no hay ningún aniversario que festejar, ni que conmemorar. Estos individuos son simplemente delincuentes».

El 27 de octubre de 2005, en Clichy sous Bois, la muerte de dos inmigrantes susaharianos en una central eléctrica -en la que se habían refugiado para huir de policías que los perseguían- dio inicio a una rebelión urbana que duró tres semanas, alimentada por factores muy diversos, entre ellos marginación y pobreza. Las protestas nocturnas se extendían entonces a decenas de municipios mientras Sarkozy calificaba de «escoria» a los jóvenes que realizaban la revuelta, hijos de extranjeros africanos y musulmanes que viven marginados por la sociedad francesa.

  • Mayor violencia

    Ayer, el hecho más violento se registró a la 1 de la madrugada local en Bagnolet, en el departamento Seine Saint Denis, periferia norte de París, cuando unos diez hombres, cinco de ellos armados, quemaron un colectivo luego de obligar a los pasajeros y al conductor a descender del vehículo. Otro hecho similar se produjo en Nanterre, oeste de la periferia.

    La empresa del transporte público RATP ratificó ayer el cumplimiento normal del servicio de autobuses de las 29 líneas de París y las 204 en la periferia de la capital. Sin embargo, no descartó «desvíos de los colectivos» en caso de que la situación «sea juzgada caliente».

    Siete unidades de las CRS (Compañías Republicanas de Seguridad) suplementarias, 560 policías, fueron movilizadas a la zona problemática para « garantizar el orden» en estos días, informó uno de los sindicatos de agentes.

    El gobierno había sido alertado la semana pasada, en base a un informe publicado por el diario «Le Figaro», sobre la explosiva situación en las periferias,en especial la parisina. «Permanecen la mayor parte de las condiciones que llevaron hace un año a la explosión de violencia colectiva sobre una parte del territorio metropolitano», advertía el documento.

    El texto expresó además «el temor de otros excesos no espontáneos sino organizados» con el objetivo «no tanto de incendiar autos sino tomárselas con las instituciones y con uno de los últimos representantes institucionales aún presentes en ciertos sectores, o sea la policía».
  • Dejá tu comentario