Una tigresa del zoológico de Nueva York tiene coronavirus

Mundo

El animal tiene 4 años y es el primer animal infectado con Covid-19 en Estados Unidos. Sospechan que la tigresa se contagió de un empleado del lugar.

Una tigresa del zoológico del Bronx, en Nueva York, dio positivo para la prueba de coronavirus para sorpresa de los veterinarios, que cuentan a otros grandes seis felinos con síntomas similares.

Lo anunció la fundación Wildlife Conservation Society, que trabaja en todo el mundo en proyectos destinados a proteger la vida natural. Los resultados del hisopado fueron confirmados por servicio veterinario nacional de Estados Unidos.

La tigresa malaya enferma se llama Nadia, tiene 4 años y es el primer animal infectado en Estados Unidos, aunque también están en observación también otros tres tigres (la hermana de la primera, Azul, y dos Siberia) y tres leones africanos alojados en la misma estructura.

Todos mostraron síntomas similares a los de Nadia, comenzando con una tos seca y una creciente falta de apetito, explicaron los expertos. Las sospechas sobre quién pudo transmitir el virus a la felina caen sobre un miembro del personal del zoológico del Bronx, que trabaja en el cuidado de animales grandes, inicialmente asintomático pero que recientemente ha mostrado algunas dificultades para respirar, un síntoma relacionado con la presencia de Covid-19.

Los problemas de Nadia comenzaron alrededor del 27 de marzo y ahora el animal está recibiendo los tratamientos adecuados. No hay miedo porque su vida y las predicciones de los veterinarios son de una recuperación rápida.

No se han realizado pruebas en los demás animales bajo observación porque en los felinos es necesario recurrir a la anestesia general y eso conlleva muchos riesgos para su vida. Por el momento, no hay evidencia de que los grandes felinos, u otros animales exóticos o incluso las mascotas domésticas puedan transmitir el virus e infectar a un ser humano.

Sin embargo, los gerentes del zoológico del Bronx aclararon que decidieron "medidas apropiadas preventivas" para todo el personal que está en contacto con los animales alojados en la gran estructura de 107 hectáreas y construida en 1899. También se tomaron medidas para proteger a los otros animales alojados allí.

No hay peligro para el público, pues esta instalación, como los otros zoológicos de Nueva York (incluido el que se encuentra dentro del Central Park de Manhattan) estuvieron cerrados desde el 16 de marzo debido a la pandemia. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aseguró que no hay riesgo para nadie.

Dejá tu comentario