Australia: bomberos están cerca de controlar los incendios

Mundo

Los bomberos australianos están cerca de contener los incendios forestales que dejaron al menos 181 personas muertas, dijeron funcionarios, mientras la policía permitió a una de las comunidades más afectadas una breve visita a su pueblo.

Unos 12 incendios seguían ardiendo en el sur del estado de Victoria y tomaría al menos dos semanas antes de que las autoridades puedan decir que las llamas fueron extinguidas, dijo Stuart Ord del centro de coordinación de emergencias del estado.

"Durante el día se ha hecho mucho trabajo en poner líneas de contención y eso ha involucrado una cantidad razonable de quemas controladas", dijo Ord.

En Marysville, que fue arrasada hasta sus cimientos cuando los incendios alcanzaron su punto más alto la semana pasada, la policía escoltó a los residentes de regreso a un pequeño sector de la ciudad.

La policía sostuvo que más de 200 personas de una población de varios cientos regresó brevemente a la ciudad, pero algunos deliberadamente decidieron mantenerse alejados. La visita se realizó en autobuses bajo severas restricciones y no se esperaba que los residentes bajaran de los vehículos.

Simon Hudson, uno de los residentes, describió la ciudad como "completa devastación, excepto por unas 10 casas".

Las autoridades señalaron que hasta 100 personas pudieron haber muerto en Marysville, que alguna vez fue una pintoresca comunidad al norte de Melbourne. La localidad ha sido declarada oficialmente escena del crimen.

Los incendios forestales fueron el peor desastre natural ocurrido en Australia en más de un siglo. La cifra de 181 muertos podría elevarse cuando se realice un reconocimiento total de las zonas destruidas.

El humo que salía de los incendios restantes alcanzó Melbourne el sábado, envolviendo a la ciudad en una niebla. Cientos de personas fueron llamadas para luchar contra los focos aún activos, y también se ha pedido asistencia a otros estados y a Nueva Zelandia.

Un hombre fue acusado de provocar incendios intencionales con resultado de muerte y de encender fuego de manera intencional o irresponsable cerca del pueblo de Churchill el fin de semana pasado.

El primer ministro Kevin Rudd llamó al desastre un "asesinato en masa". Investigadores creen que cerca de la mitad de los incendios forestales en Australia son iniciados de manera intencional.

La zona de desastre, de más del doble del tamaño de Londres y que abarcó a más de 20 pueblos, fue declarada zona de delito. Los incendios han quemado 1.831 casas y dejaron a 7.000 personas sin hogar.

Dejá tu comentario