Elizabeth Warren baja su candidatura por la nominación demócrata

Mundo

Los malos resultados en las primarias demócratas obligaron a la senadora a tomar la decisión. Referente del ala progresista, podría apoyar a Bernie Sanders.

La senadora Elizabeth Warren, que llegó a liderar las encuestas de intención de voto a nivel nacional en Estados Unidos a fines del año pasado, abandonará la carrera por la nominación del Partido Demócrata tras los malos resultados en las internas en varios estados, informaron el jueves medios estadounidenses.

La senadora de 70 años perdió en su propio estado, Massachussetts durante el supermartes, lo que terminó por dar el golpe de gracia a una campaña que jamás logró despegar pese a ser la primera de todos los candidatos que tuvo el partido en anunciar sus intenciones por competir en la carrera por la Casa Blanca. Nunca logró superar el tercer lugar en ninguna de las primarias.

Elizabeth Warren es una referente del ala progresista del Partido Demócrata, conocida por sus embates a las grandes corporaciones y a Wall Street. Sus aspiraciones quedaron opacadas por el ascenso del otro candidato de izquierda, Bernie Sanders, quien a diferencia de la renunciante contendiente, tiene un pasado como independiente.

De acuerdo a la agencia AP, ya habló con Bernie Sanders y con el exvicepresidente Joe Biden, los principales candidatos del partido. De acuerdo a fuentes de su campaña, está evaluando quién de ellos mantendría mejor su agenda.

Entre las ambiciosas promesas de Elizabeth Warren, quien defiende un "cambio estructural" del sistema político estadounidense, destaca la creación de un impuesto del 2% sobre el patrimonio para aquellas personas con viviendas valuadas en más de 50 millones de dólares.

Para los analistas, el desenlace natural debería ser un apoyo rotundo a la candidatura de Bernie Sanders, con quien tiene coincidencias, además, en la necesidad de un sistema de salud universal, educación gratuita y mayores esfuerzos para combatir al cambio climático.

Sin embargo, a inicios de la campaña, chocaron en la pelea por los votos progresistas y ella denunció que el senador había ordenado a sus asesores que le "tiraran basura".

Del otro lado, los seguidores de Sanders le reprochan que no haya tirado la toalla antes, privando al autodenominado "socialista-democrático" de triunfos en algunos estados, dañando su camino a la nominación del Partido Demócrata.

Así se lo recordó el presidente Donald Trump, que frecuentemente denuncia un complot del partido opositor para frenar el ascenso de Bernie Sanders. “Le costó al loco Bernie, al menos, Massachusetts, Minnesota y Texas. ¡Probablemente le costó la nominación", tuiteó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario