Bolsonaro evoluciona de su obstrucción intestinal, dijo su hijo

Mundo

Flávio Bolsonaro dijo que se seguir así no será necesaria una cirugía. No hay previsión de alta para el presidente de Brasil.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, permanecerá internado sin fecha prevista de alta en un hospital de San Pablo para someterse a más exámenes médicos e iniciar un "tratamiento conservador" de su obstrucción intestinal.

De acuerdo a un tuit publicado por su hijo, el senador Flávio Bolsonaro, el mandatario está mejorando y de continuar así no será necesaria una intervención quirúrgica.

El mandatario ultraconservador fue trasladado desde Brasilia al Hospital Vila Nova Star, en San Pablo, el miércoles por la noche. Su condición es "estable" y los médicos descartaron por el momento una cirugía.

En cambio, Bolsonaro será sometido a un tratamiento clínico conservador, que incluye medicación e hidratación, informó la Presidencia.

El presidente está acompañado por su médico personal, el cirujano Antonio Luiz da Macedo -quien lo operó en 2018 de la puñalada que sufrió en plena campaña electoral- y participará de los estudios este jueves, informó O Globo.

Agregó que él detectó la obstrucción intestinal luego de que Bolsonaro se quejara por más de diez días de molestias persistentes.

Especialistas consultados por medios brasileños estimaron que la obstrucción intestinal puede ser consecuencia de las seis operaciones a las que fue sometido el presidente desde su apuñalamiento.

Los problemas de este tipo se pueden resolver tomando medicamentos o requiriendo cirugía cuando la obstrucción es más grave. También según los médicos, en general, estas operaciones no se consideran riesgosas, pero todo depende del estado clínico del paciente, que puede permanecer hasta diez días en el hospital, en recuperación, informó O Globo.

Bolsonaro, de 66 años, había sido internado por la mañana en el Hospital de las Fuerzas Armadas, para "investigar la causa del hipo" que le aqueja desde hace más de diez días, según otra nota oficial.

Desde la semana pasada, venía quejándose de un hipo persistente, después de someterse a un tratamiento de implante dental.

"Gente, estoy sin voz. Si empiezo a hablar mucho, vuelve la crisis de hipo. ya volvió", afirmó el martes, con aspecto cansado, ante un grupo de simpatizantes frente al Palacio de Alvorada, su residencia oficial.

Bolsonaro ingresó en la mañana en Brasilia en una unidad de terapia intensiva y "llegó a ser intubado por precaución", dijo a la radio Jovem Pan, el senador e hijo de Bolsonaro, Flávio Bolsonaro.

Temas

Dejá tu comentario