Chávez ya fue ungido rey socialista (dice que sólo por un año y medio)

Mundo

Un elemento apenas decorativo en el socialismo chavista es desde hoy el Parlamento. Los 167 miembros del Legislativo -todos oficialistas- se sumaron a 500 militantes en una plaza de Caracas para dar por aclamación superpoderes al presidente venezolano. Pronto será el turno de las estatizaciones masivas y la reelección a perpetuidad.

Caracas (AFP, EFE, Reuters, ANSA) - La Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela sancionó ayer por unanimidad en la Plaza Bolívar la controvertida Ley Habilitante, que otorga «poderes especiales» al presidente Hugo Chávez para gobernar por decreto durante el próximo año y medio e imponer en el país su proclamado « socialismo del siglo XXI».

«Se declara sancionada la ley» para permitir al mandatario emitir «decretos con rango, valor y fuerza de ley» durante 18 meses, dijo la presidenta del cuerpo, Cilia Flores.

La oposición ha cuestionado que Chávez concentre cada vez más poder en sus manos, «como un autócrata». Además, la norma provoca fuerte preocupación en el exterior, dado que habilita al mandatario a legislar en una amplísima gama de temas y que regirá por un período sin precedentes en la historia de Venezuela.

Para acallar las críticas, el chavismo -que ocupa todas las bancas de la Asamblea por la retirada de la oposición en los comicios de 2005- rodeó a la aprobación de la Ley Habilitante del calor de la militancia oficialista al hacer sesionar a los legisladores en una plaza de Caracas.

  • Frases

    «¡Que viva la patria de Bolívar!, ¡Que viva el pueblo soberano!, ¡Que viva el presidente Hugo Chávez!», ¡Que viva el socialismo!», exclamó la titular del Poder Legislativo ante varios centenares de líderes y seguidores oficialistas que participaron en el llamado « parlamentarismo de calle».

    Los 167 diputados votaron a mano alzada la ley, bautizada por Chávez como «la madre de todas las leyes», y fueron aclamados por la muchedumbre, entre estallidos de petardos.

    Los cambios contemplan un severo control estatal sobre las actividades productivas hacia el llamado «socialismo del siglo XXI», mediante nacionalizaciones en la industria eléctrica, las telecomunicaciones y los hidrocarburos.

    Los diputados defienden así una «acelerada transición hacia el socialismo» impulsado por Chávez, quien el martes a la noche apareció en La Habana junto a su aliado político y amigo, Fidel Castro, en un video difundido en Cuba como prueba de la recuperación de este último.

    Ante la ausencia de Chávez, el vicepresidente venezolano, Jorge Rodríguez, rechazó que se esté instaurando una dictadura en Venezuela.

    «Claro que queremos instaurar una dictadura, la dictadura de la democracia verdadera y la democracia es la dictadura de todos, ustedes, nosotros, juntos construyendo un país diferente», proclamó.

    Chávez legislará prácticamente en todos los ámbitos de la vida pública de Venezuela. En paralelo, realizará reformasde la Constitución Bolivariana de 1999 para, entre otras cosas, permitir la reelección presidencial sin límites.

  • Facultades

    Los poderes lo facultan a emitirleyes sobre la transformación de las instituciones del Estado; la participación popular; la función pública; el sector económico y social; las finanzas y tributos; y la seguridad ciudadana y jurídica. También legislará sobre ciencia y tecnología; ordenamiento territorial; seguridad y defensa; infraestructura, transporte y servicios; y el vital sector energético.

    Más de 500 seguidores de Chávez tomaron asiento bajo cuatro enormes toldos que cubrieron la plaza dedicada a Simón Bolívar, prócer predilecto de Chávez.

    «La Ley Habilitante con Chávez es poder comunal», rezaba un enorme cartel que dominaba la escena, con el presídium legislativo bajo la estatua ecuestre de Bolívar.

    Esta es la segunda vez que Chávez recibe superpoderes desde que comenzó a gobernar en 1999. Con la primera Ley Habilitante aprobó 49 leyes en 2001 que dividieron al país, sacudido por una ola de masivas manifestaciones opositoras, paros empresariales, un fracasado paro petrolero y un fallido golpe de Estado en 2002. Pero en esta ocasión acumula más poderes y por un período más extenso.

    El vicepresidente del Congreso, Roberto Hernández, rechazó a quienes «dicen que estamos otorgando poderes dictatoriales» a Chávez: «No sé si algún dictador en la historia del mundo ha decretado leyes para darle más poder al pueblo».

    Los presidentes anteriores a Chávez también gozaron de poderes especiales, pero la Constitución de 1961 los limitaba al sector económico y financiero y un máximo de 12 meses. La Constitución Bolivariana de 1999 eliminó esos límites.
  • Dejá tu comentario