13 de enero 2003 - 00:00

Colombia: ahora hombres bomba

Bogotá (EFE, Reuters) - Las autoridades colombianas confirmaron ayer que dos de tres hermanos secuestrados hace una semana por las FARC conducían el par de vehículos bomba de esa guerrilla que explotaron el jueves y sábado en Arauca, este del país.

La noticia se dio a conocer en momentos en que un nuevo coche bomba estalló en una zona montañosa del centro de Colombia, en un nuevo ataque de la principal fuerza guerrillera izquierdista del país, informó el ejército. Al menos tres militares murieron y tres más resultaron heridos.

Se trata del cuarto ataque de esa naturaleza que se registra en Colombia en los últimos cinco días y del segundo golpe de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a las tropas gubernamentales.

Antes del ataque del domingo, tres vehículos cargados con explosivos estallaron en el nororiental departamento de Arauca, una próspera región petrolera y ganadera fronteriza con Venezuela, con saldo de cinco personas muertas y más de 15 heridas, en acciones atribuidas a la guerrilla.

Acerca de los secuestrados, se supo que uno de ellos murió en la explosión del vehículo que manejaba, otro resultó herido en las mismas circunstancias y el tercero está desaparecido, dijo el general Eduardo Morales Beltrán, jefe de la División del Ejército con sede en Bucaramanga (este).

El oficial precisó en declaraciones a la prensa que «pudimos establecer que se trata de tres hermanos que fueron secuestrados hace ocho días» cuando transportaban de Bogotá a Saravena, en el departamento de Arauca, equipos para una empresa petrolera que opera en esa región de la frontera con Venezuela.

Las víctimas de la retención fueron identificadas como
Jorge Arturo, Mauricio y Rafael Ignacio Avendaño Camargo, indicó el general, que atribuyó el secuestro a las FARC.

Morales precisó que los hermanos Avendaño fueron capturados hace ocho días entre Tame y Fortul, dos de las tres poblaciones araucanas afectadas por la deflagración de vehículos cargados con explosivos. La ministra de Defensa,
Marta Lucía Ramírez, destacó a los periodistas que «al parecer, los hombres no sabían que estaban cargado con explosivos».

Dejá tu comentario

Te puede interesar