Colombia: gobierno comenzó a liberar a rebeldes de las FARC

Mundo

Bogota (AFP) -El proceso para la excarcelación masiva de guerrilleros de las FARC se inició ayer con el traslado de dos centenares de rebeldes a un centro de reclusión temporal en la localidad colombiana de Chiquinquirá (centro), informaron fuentes oficiales.

El traslado abrió un proceso con el cual el gobierno del presidente Alvaro Uribe busca propiciar un gesto recíproco de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para la liberación de 56 rehenes, entre ellos tres estadounidenses y la ex candidata presidencial franco-colombiana Ingrid Betancourt.

Un alto funcionario del gobierno que pidió el anonimato reveló a la AFP que el llamado canciller de las FARC, Rodrigo Granda, saldrá de prisión y entregará al presidente francés Nicolas Sarkozy pruebas de supervivencia de Betancourt, cautiva desde febrero de 2002.

Granda será excarcelado para que sirva como "gestor de paz" con miras a pactar la liberación de los secuestrados, aseguró esa fuente.

En un comunicado la presidencia sostuvo que "la información difundida (...) sobre el señor Rodrigo Granda es falsa". La noticia obtenida por AFP provino de un alto funcionario que merece total credibilidad.

Según la oficina del alto comisionado para la paz del gobierno, el traslado a la prisión de Chiquinquirá, ubicada a 140 km al norte de Bogotá, se cumple desde 50 cárceles del país.

Custodiado por la policía, un primer grupo de 40 insurgentes salió de la cárcel La Modelo de Bogotá esta mañana en dos autobuses, dijo a la AFP una fuente del Instituto Penitenciario (Inpec).

El director del Inpec, Eduardo Morales, dijo ayer que entre 250 y 300 insurgentes están inmersos en el proceso, aunque anotó que la cifra puede aumentar.

"Su permanencia en Chiquinquirá será transitoria, aproximadamente de una a dos semanas", señaló.

La oficina del alto comisionado indicó que "de esta forma se avanza en el propósito de Uribe de avanzar en la búsqueda de la liberación de todos los secuestrados que están en poder de los grupos armados" ilegales.

Asimismo, dijo que en Chiquinquirá los guerrilleros serán informados de los compromisos que deberán cumplir.

"Que se desmovilicen, que se comprometan a no regresar a la delincuencia, que se comprometan a trabajar por la paz, y que estén bajo la vigilancia o la tutoría de un gobierno extranjero o bajo la tutoría de la Iglesia católica", explicó el comunicado.

Argumentando una "razón de Estado" que no reveló aún, Uribe anunció hace una semana que a más tardar el 7 de junio pondría en marcha el plan de excarcelación unilateral para presionar la liberación de los 56 rehenes que las FARC exigen canjear por 500 rebeldes presos.

Pero la semana pasada el número dos de las FARC, Raúl Reyes, rechazó la oferta reiterando que el intercambio humanitario debe ser negociado en una zona desmilitariza de 800 km2 en el suroeste del país, a lo que el mandatario se opone tajantemente.

Betancourt fue secuestrada junto con su fórmula a la vicepresidencia, Clara Rojas, quien sigue secuestrada junto a un hijo de tres años concebido en cautiverio.

Entre los rehenes a canjear también figuran políticos, militares y policías algunos retenidos desde hace casi diez años.

Dejá tu comentario