Colombia: liberan al "canciller" de las FARC como gesto de buena voluntad

Mundo

El llamado canciller de las FARC, Rodrigo Granda, salió de una cárcel del centro de Colombia, horas antes de una prevista alocución del presidente Alvaro Uribe para explicar las razones que lo llevaron a ordenar la excarcelación masiva de casi dos centenares de rebeldes.

Granda salió este lunes de la cárcel de La Dorada (centro) y abordó un helicóptero acompañado de su abogado y del alto comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo.

El gobierno había anunciado su intención de liberar a Granda, el guerrillero de las FARC de mayor rango detenido en Colombia, para que sirva como gestor de paz con la principal guerrilla del país.

Uribe puso en marcha el viernes un proceso para una liberación masiva de rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el traslado de 193 guerrilleros detenidos a un centro de reclusión provisional en Chiquinquirá, 140 km al norte de Bogotá.

Un primer grupo de estos guerrilleros trasladados a Chiquinquirá firmó este lunes un compromiso para aceptar su excarcelación, anunció el viceministro de Justicia, Guillermo Rey.

"Ellos acaban de firmar su compromiso de no volver a delinquir y reincorporarse a la vida civil, el gobierno por su parte se comprometió a garantizarles la seguridad", dijo Rey a la salida de la ceremonia en Chiquinquirá.

La presidencia informó que Uribe entregará en la noche ante el cuerpo diplomático y periodistas detalles de la liberación que busca presionar un gesto recíproco de las FARC respecto a 56 rehenes en su poder, incluidos tres estadounidenses y la franco-colombiana Ingrid Betancourt.

Las FARC calificaron el domingo en un comunicado como una "farsa" y "otro engaño a los familiares y amigos de los prisioneros de ambas partes" la excarcelación unilateral.
En un texto difundido en internet, la principal guerrilla colombiana aseguró además que el gobierno "distorsiona la característica de los presos para abultar las cifras".

Según las FARC, el grupo que será excarcelado incluye desertores y civiles acusados de ser guerrilleros y no verdaderos miembros de esa organización.

La guerrilla asegura que mantiene su propuesta de negociar un canje de los 56 rehenes por rebeldes presos, pero insiste en la necesidad de que para ello el gobierno retire las tropas de un territorio de 800 km2 en el suroeste de Colombia, que incluye dos poblados, a lo que Uribe se niega.

La excarcelación de Granda, el detenido de las FARC de mayor rango, fue pedida por Francia para que apoye la búsqueda del canje humanitario, aseguró Yolanda Pulecio, madre de Betancourt.

Granda fue capturado en forma subrepticia en 2004 en Caracas y luego llevado a la frontera por guardias venezolanos que actuaron sin el consentimiento del gobierno del presidente Hugo Chávez, provocando una crisis diplomática.

"El gobierno francés fue el que insistió para que se liberara a Rodrigo Granda con el fin de distensionar un poco el ambiente y que se pueda llegar al acuerdo humanitario", señaló la madre de la ex candidata presidencial franco-colombiana, rehén de las FARC desde febrero de 2002.

Pulecio añadió que espera que el grupo armado "tenga un gesto de reciprocidad" que podría ser la liberación de la fórmula a la vicepresidencia de Betancourt, Clara Rojas, y del hijo de ésta nacido en cautiverio.

Fuentes del gobierno colombiano que no quisieron revelar su identidad aseguraron el viernes que Granda viajaría a París para entregar al presidente Nicolas Sarkozy una prueba de vida de Betancourt. La información fue desmentida oficialmente en Bogotá.

El gobierno francés consideró este lunes que la liberación de Granda y su posterior viaje a París para aportar pruebas de vida de Betancourt y otros rehenes es una posibilidad "hipotética".

Granda fue involucrado en Paraguay con la investigación sobre el secuestro y posterior asesinato de la hija del ex presidente de ese país, Raúl Cubas, quien dijo este lunes que no se opondrá a su excarcelación.

Dejá tu comentario