Comenzó Chávez su gira en la "última tiranía" de Europa

Mundo

Minsk (AFP, EFE, ANSA) - El presidente venezolano, Hugo Chávez, llegó ayer a Bielorrusia, país que definió como «hermano» y «amigo» a su llegada a Minsk, primera etapa de una polémica gira que también lo llevará a Rusia, donde buscará ganar aliados políticos y cerrar una multimillonaria compra de armamento, y luego a Irán.

«Aquí nos sentimos entre nuestros hermanos y amigos», dijo Chávez a su llegada a Minsk, hacia las 18.30 locales, donde hoy se entrevistará con su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, a quien Estados Unidos y la Unión Europea (UE) consideran «el último dictador de Europa».

«Vemos aquí un modelo de Estado social como el que estamos empezando a crear en Venezuela», añadió el mandatario venezolano en referencia a la ex república soviética, que tiene una economía muy centralizada y colectivizada, y en la que Lukashenko no permite la menor oposición a su autoritarismo.

La reelección del presidente bielorruso, en marzo, fue muy criticada tanto por la oposición interna como por los países occidentales, que juzgaron los comicios como antidemocráticos.

«Debemos defender los intereses del ser humano y no los intereses demoníacos de los capitalistas, sean quienes sean, tanto en América del Norte como en Europa. Debemos terminar con la explotación del hombre por el hombre», declaró Chávez, que después de Minsk visitará Rusia, Irán y Vietnam.

El presidente venezolano, cuya llegada a la capital bielorrusa se aplazó del sábado al domingo por «cuestiones organizativas», discutirá con Lukashenko sobre cooperación dentro del Movimiento de los No Alineados, un grupo de Estados asociados para contrarrestar y rechazar la hegemonía de EE.UU.

Sobre la mesa no habrá «asuntos polémicos», indicó un portavoz de la Cancillería bielorrusa, Andrei Popov, quien precisó que los representantes bielorrusos y los venezolanos examinarán también su colaboración en asuntos como agricultura o energía.

Viktor Kremenyuk, un analista del Institutode Estudios Estadounidenses y Canadienses de Moscú, afirmó que «es una base antiestadounidense lo que une a Chávez y Lukashenko».

Chávez viajará mañana a Rusia, donde se entrevistará con el presidente ruso, Vladimir Putin, y cerrará un acuerdo para la compra de 30 aviones caza rusos Sujoi y 30 helicópteros, por un monto de más de mil millones de dólares.

El diario «Vedomosti» calificó de « histórico» el contrato entre la industria armamentística rusa y un país latinoamericano.

Las exportaciones de armas han resurgido en Rusia en los últimos años, en 2005 cerraron operaciones con 61 países por un valor de más de 6.000 millones de dólares.

Por su parte, Rusia podría aprovechar la visita de Chávez a Moscú para reafirmar su independencia de Occidente, después de presidir con éxito la cumbre del Grupo de los Ocho, la semana pasada en la ciudad rusa de San Petersburgo.

Estados Unidos ha mostrado su preocupación por la venta de armas rusas a Venezuela, después de prohibir la venta de armamento estadounidense al país latinoamericano por considerarlo poco confiable en la cooperación contra el terrorismo.

El controvertido líder venezolano ya indicó que su visita a Moscú podría servir también para concluir un acuerdo de construcción de una fábrica de fusiles Kalashnikov en Venezuela, después de recibir sus primeros 30.000 rifles de un pedido de 100.000 firmado en 2005.

Dejá tu comentario