2 de marzo 2008 - 00:00

Como se esperaba, el candidato de Putin triunfó en Rusia

Dimitri Medvedev, el Delfín de Vladimir Putin.
Dimitri Medvedev, el "Delfín" de Vladimir Putin.
El abanderado de Vladimir Putin, Dmitri Medvedev, se convirtió hoy en el nuevo presidente de Rusia al obtener el 68,2 por ciento de los votos, informó la Comisión Electoral Central, tras escrutarse el 50,1 por ciento de las mesas.

En segundo lugar se ubicaba el candidato del Partido Comunista (KPRF), Ghennadi Ziuganov, con el 18,5 por ciento, seguido por el ultranacionalista Vladimir Zhirinovski con el 10,6% y el casi desconocido Andrei Bogdanov, con el 1,3% de los sufragios.

Pese a que Zhirinovski había anunciado que no iba reconocer los resultados de la votación, finalmente se retractó y renunció a presentar un recurso contra las irregularidades que a su parecer tuvieron las elecciones.

"No estoy satisfecho con los resultados, pero me doy cuenta que es inútil contestarles", declaró a radio Eco de Moscú.

El líder del Partido Comunista (KPRF), Ziuganov, en cambio aseguró que mantendrá su postura y que esta decidido a recurrir a la Justicia para objetar los resultados de las elecciones.

"Mi resultado no me gusta. Estoy seguro que más personas votaron por mí. Estoy convencido de que hubo irregularidades, pero no puedo probarlas", dijo Ziuganov.

Pese a estas advertencias, el presidente de la Comisión Central Electoral Rusa, Vladimir Ciurov, citado por la agencia rusa Itar-Tass, declaró oficialmente válidas las elecciones presidenciales, donde se convocó para elegir al sucesor de Putin a casi 109 millones de electores.

El único candidato presidencial que no cuestionó los resultados fue Bogdanov, casi un desconocido, a quien las encuestas de salida le atribuían un 1,3 por ciento de los votos.

"Las elecciones fueron democráticas y no se produjeron irregularidades de importancia", afirmó.

Con esta victoria contundente, el nuevo presidente ruso asumirá el 7 de mayo próximo, informó el jefe de la Administración presidencial rusa, Serghei Sobianin, quien es también director de la campaña de Medvedev.

"La ceremonia de asunción del nuevo presidente se desarrollará el 7 de mayo", reiteró Sobianin, citado por la agencia de prensa Interfax.

En declaraciones difundidas por los medios rusos, Medveded dijo que formará su gobierno en colaboración con el futuro primer ministro, el mandatario saliente Vladimir Putin, y que su política será la "directa continuación" de su presidencia.

Medvedev fue votado masivamente porque "es joven", porque "es bello y simpático" pero sobre todo porque "fue señalado por el presidente Vladimir Putin", de quien representa "la continuidad".

Tal el mensaje que parece haber funcionado durante la campaña electoral y cuya respuesta se vio reflejada por los electores de algunas de las 3.283 bancas de Moscú, la más grande circunscripción electoral con sus más de seis millones votantes directos.

Medvedev desembarca, entre jóvenes y veteranos, pero ninguno parece estar en grado de ilustrar sus méritos y sus programas, aunque todos sí confían en el trabajo que puede realizar junto a Putin como premier.

"La victoria es fruto del tándem político que forman Medvedev y Putin", declaró Serguei Sobianin, jefe de Gabinete de la Presidencia y dirigente de la campaña electoral del candidato del Kremlin.

Medveded ofreció a Putin encabezar su Gobierno en caso de ser elegido, propuesta que el presidente saliente aceptó sin dudar.

"Voto a Medvedev porque necesito votar al amigo de Putin. No hay una válida alternativa, sino la habría votado, pero pasarán varios años para ver crecer nuevos dirigentes", explicó Irini, una economista jubilada.

Dejá tu comentario

Te puede interesar