16 de enero 2003 - 00:00

Corea del Sur se prepara para guerra en la región

Corea del Sur advirtió hoy que sus fuerzas armadas se preparan para enfrentar cualquier eventualidad, mientras que desde Rusia, el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, denunció el "chantaje nuclear" norcoreano.

"Nuestro Ejército se prepara para estar prevenido ante el peor de los escenarios", indicó el ministro de Defensa surcoreana, Lee Junco.

El titular de Defensa surcoreano hizo estas declaraciones ante el Consejo de Defensa de la Asamblea Nacional, donde aseguró que resultaría inevitable una guerra en la península si no se encuentra una solución pacífica a la crisis con Pyongyang y si Estados Unidos ataca a Corea del Norte.

En tanto, El Baradei adelantó que "las amenazas nucleares no deben ser utilizadas en la diplomacia", durante una conferencia de prensa realizada luego de una visita de dos días en Moscú destinada fundamentalmente al problema iraquí.

"La comunidad internacional está dispuesta a examinar favorablemente los problemas de seguridad y las necesidades económicas de Corea del Norte", pero no lo hará si se encuentra "frente a un chantaje nuclear", advirtió.

"Existen elementos de solución" en el enfrentamiento entre Corea del Norte y Estados Unidos respecto a la decisión norcoreana de reanudar un programa nuclear, agregó.
Estados Unidos y otros países deben realizar "un esfuerzo conjunto para ayudar a Corea del Norte a salir adelante y discutir sus problemas de seguridad", sostuvo ElBaradei, quien pidió a Rusia una mediación.

Por su parte, el enviado especial norteamericano James Kelly afirmó hoy que la búsqueda de una solución pacífica al conflicto por el programa atómico de Corea del Norte llevará tiempo.

Al concluir las conversaciones en Pekín, Kelly, secretario de Estado adjunto para Asia Oriental, dijo que toda la comunidad internacional, incluyendo a China, Rusia y Estados Unidos, está de acuerdo en la necesidad de que la Península Coreana no disponga de armas nucleares.

La actual crisis comenzó en octubre pasado, cuando Estados Unidos suspendió la provisión a Corea del Norte de combustible (pactado con Pyongyang en el acuerdo de 1994 a cambio de que congele sus reactores nucleares), tras afirmar que Pyongyang había violado ese tratado, a lo que Norcorea respondió con la reactivación de tres centrales atómicas y el abandono del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

Dejá tu comentario

Te puede interesar