Duro cruce entre EEUU y Venezuela por la censura a canal de TV

Mundo

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció hoy en la OEA el "intervencionismo inaceptable" de Estados Unidos después que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, calificara la no renovación de la concesión a RCTV de "fuerte medida contra la democracia".

Previamente, el presidente venezolano, Hugo Chávez, alertó sobre ataques contra su gobierno que intentan aplicar lo que denominó un "golpe suave", consistente en críticas reiteradas tendientes a la desestabilización política.

Maduro dijo en Panamá, en la asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), casi a los gritos, según la televisora venezolana Globovisión, que "la intervención de la representante de Estados Unidos constituye un intervencionismo inaceptable en los asuntos
internos de una república democrática, soberana" y "lo rechazamos".

Agregó que "se ha violentado la agenda de esta Asamblea General", que no contemplaba inicialmente el tema del cese del canal de televisión RCTV de Venezuela.

Por su parte, Rice pidió al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que viaje a Venezuela para efectuar un informe in situ sobre el conflicto creado por la suspensión de la licencia de aire de RCTV en Caracas.

Por este mismo tema Insulza ya mantuvo un cruce de opiniones meses atrás, cuando cuestionó la decisión de no renovar la concesión a RCTV y recibió una dura réplica de Chávez, que incluso generó malestar en Chile, el país del titular de la OEA.

"Instamos al secretario general a viajar a Venezuela para consultar, de buena fe, a todas las partes interesadas y presentar un informe completo a los cancilleres mediante el Consejo Permanente" de la OEA, afirmó la jefa de la diplomacia estadounidense en su discurso en la asamblea.

En ese sentido, Rice advirtió que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, "está de acuerdo" con la posición del senado norteamericano, que pidió la intervención de la OEA en el caso.

El gobierno de Hugo Chávez resolvió no renovar la concesión del canal de aire a RCTV, acusándola de haber apoyado un golpe de Estado en su contra en abril de 2002 y de difundir pornografía, aunque no le impide transmitir por una señal de cable.

"Cuando se empieza a cerrar estaciones de televisión porque expresan oposición a las autoridades, eso es de hecho una fuerte medida contra la democracia", sostuvo Rice a bordo del avión que la transportó a la 37ø.

Asamblea General de la OEA, y adelantó que "va a plantear el tema de la libertad de expresión" en el plenario del organismo regional.

Por su parte, el canciller Maduro sostuvo hoy que en lugar de investigar el caso RCTV, la OEA debería crear una comisión "para estudiar la violación diaria de los derechos humanos" en la frontera con México, informó la agencia italiana ANSA.

Luego atacó duramente la existencia de la cárcel de Guantánamo, en la isla de Cuba, donde Estados Unidos "mantiene detenidos en un limbo jurídico a decenas de presioneros acusados de terrorismo", dijo.

Guantánamo y las otras presuntas "cárceles clandestinas con presos sin rostros ni nombres" representan "algo monstruoso", dijo Maduro, quien propuso que el canal estatal que tomó el lugar de RCTV pueda ir a la prisión en la base naval en Cuba para "entrevistar a los presos".

Por su parte, Chávez aludió a un "golpe suave"en un mensaje que brindó anoche por radio y televisión, según la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), y también se refirió al tema al hablar en un acto de firma de documentos de los países que integran la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), apuntó Prensa Latina.

En el mensaje a la ciudadanía refirió un texto del periodista francés Thierry Meyssan, editor de la Red Voltaire, quien afirmó que la técnica del "golpe suave" es promovida por una organización conocida como Albert Einstein Institution.

Según el presidente venezolano, ese organismo "provee formación ideológica y técnica a grupos políticos para orientar procesos de presión política que permita derrocar gobiernos incómodos para el imperialismo".

En su intervención al filo de la medianoche, dijo que "los cerebros situados detrás de las manifestaciones creyeron que el asunto de RCTV constituía una buena oportunidad para sacudir al gobierno y algunos siguen pensándolo, pero los vamos a derrotar".

Afirmó que los participantes en las demostraciones opositoras son "una minoría" de estudiantes de universidades y colegios privados pertenecientes a la clase media alta de la sociedad venezolana.

"Tratan de utilizar a los estudiantes como peones del imperialismo y da tristeza ver a adolescentes, casi niños, inyectados de odio y manipulados en sus sentimientos para ser llevados como carne de cañón", explicó.

Dejá tu comentario