Duro golpe a coalición de Berlusconi en elecciones locales de Milán

Mundo

La coalición de derecha del jefe de gobierno italiano Silvio Berlusconi registró este lunes un duro golpe político, al correr el riesgo de perder la alcaldía de Milán (norte) y tener que enfrentarse a una segunda vuelta, lo que no ocurría desde hace 15 años.

Según las estimaciones del instituto IPR para la radio y televisión pública RAI, la actual alcaldesa de Milán y candidata de Berlusconi, Letizia Moratti, obtendría el 42%, contra el candidato de izquierda, el abogado Giuliano Pisapia, con el 46,5%.

Las elecciones locales del domingo y lunes en Italia se habían transformado en un test para el jefe de gobierno, tras un año de escándalos sexuales y procesos judiciales por corrupción que han afectado negativamente la popularidad del multimillonario político. Berlusconi, que participó activamente en la campaña, transformó los comicios locales en un referéndum sobre su persona.

Someterse a la segunda vuelta en Milán representa una sorpresa y un duro golpe para el magnate, cuya popularidad cayó del 60% en el 2008 al 31%.

Varias estimaciones de votos realizadas por entidades diferentes dan resultados muy reñidos entre los dos candidatos y todas calculan que se deberán enfrentar en una segunda vuelta.

Junto con Milán, la capital financiera del norte de la península, y bastión electoral de Berlusconi, se celebraron comicios en ciudades importantes como Turín, Bolonia y Nápoles.

"Los datos que nos llegan hasta ahora es que ganamos nosotros. Se invirtió la tendencia en el norte de la península a favor de la derecha y el movimiento antiinmigración Liga Norte. El reto lanzado por Berlusconi resultó un tiro por la culata", declaró visiblemente satisfecho Pier Luigi Bersani, secretario de la mayor formación de izquierda, Partido Democrático.
La segunda vuelta ha sido programada para el 29 y 30 de mayo.

En Turín, la otra gran ciudad del norte, gobernada por el centroizquierda, el candidato de la izquierda, Piero Fassino, obtendría el 56%, según las proyecciones realizadas para el canal de noticias por televisión Sky, un decidido triunfo.

"Con estos resultados el panorama político del norte de Italia cambia", aseguró Fassino, ex ministro de Comercio Exterior durante el gobierno de izquierda de Massimo D'Alema.

En Bolonia, la tradicional ciudad "roja", el candidato del centro izquierda, Virgilio Merola, obtendría el 50,3%, y alcanzaría la alcaldía en la primera vuelta, según las últimas estimaciones de IPR para la RAI, derrotando al candidato del movimiento antiinmigración Liga Norte, Manes Bernardini.

El conteo de las papeletas suele ser muy lento en Italia y el resultado podría modificarse en el curso de las próximas horas.

En Nápoles, la capital del sur, afectada de nuevo por una grave crisis de basuras y gobernada desde hace casi 20 años por el centro-izquierda, movimiento que se presentó dividido, se perfila una segunda vuelta entre el candidato de Berlusconi y el del partido Italia de los Valores, Luigi de Magistris, representante del partido fundado por el juez anticorrupción Antonio Di Pietro, enemigo acérrimo del primer ministro.

El resultado alcanzado por De Magitris constituye otra sorpresa de la jornada electoral, cuya tasa de participación fue como es tradición alta: el 71,07% frente al 72,85% de las precedentes elecciones locales.

Casi 13 millones de electores de una población de 60 millones fueron llamados a votar en 1.310 municipios, de los cuales 11 ciudades con más de 100.000 habitantes.

Berlusconi, que compareció este lunes ante los jueces de Milán por corrupción de testigos, respetó el "silencio electoral" y no se ha pronunciado a la espera de datos definitivos.

Dejá tu comentario