EEUU reconoció que está "muy preocupado" por el satélite iraní

Mundo

Estados Unidos está "muy preocupado" porque Irán puso en órbita su primer satélite, dijo en Washington el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood.

El lanzamiento iraní, según el portavoz, "podría anunciar el desarrollo de un misil balístico".

Wood recordó además que la resolución 1.718 del Consejo de Seguridad prohíbe a Irán todas las actividades vinculadas a la producción de misiles.

"Para nosotros es un motivo de gran preocupación", insistió.

Poco después, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, dijo que Irán deberá hacer frente a las "consecuencias" si no respeta las resoluciones de la ONU.

Estados Unidos sigue teniendo una "mano tendida" en relación con Irán, pero "el puño aún no está abierto", agregó Clinton, al término de un encuentro con el canciller británico, David Miliband.

"Irán tiene una oportunidad de mejorar y ser un miembro productivo de la comunidad internacional", expresó.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, afirmó que el lanzamiento de un satélite iraní "no ayuda" a Teherán a ser "un miembro responsable" recibido como tal por la comunidad internacional.

Gibbs ratificó la importancia de que Irán tenga un comportamiento "responsable" subrayando que Estados Unidos recurrirá "a todas sus prerrogativas" para enfrentar eventuales amenazas planteadas por Teherán.

Los intentos de Irán de seguir desarrollando "su capacidad misilística", los de "perseguir un ilícito programa nuclear" y "las amenazas (de Teherán) en relación con Israel" así como "el apoyo al terror" son para Estados Unidos motivos de "aguda preocupación" especificó Gibbs.

Según el portavoz, las recientes acciones de Teherán "no nos convencen sobre el hecho de que Irán se está moviendo de modo responsable para incrementar la estabilidad y la seguridad en la región".

En tanto, el Pentágono expresó su preocupación por el primer lanzamiento de un satélite por Irán y consideró que la tecnología empleada puede servir también para el desarrollo del lanzamiento de misiles balísticos.

"Es por cierto una razón para que estemos preocupados por Irán y sus continuos intentos de desarrollar un programa para misiles balísticos de largo alcance", dijo en Washington el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell.

También Israel expresó preocupación.

El portavoz del ministerio de Exteriores, Yigal Palmor, dijo que "las movidas iraníes deben preocupar a quien esté interesado en la paz y en la estabilidad en Medio Oriente".

Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, opinó que, después de un tiempo "limitado" para la diplomacia, "todas las opciones" estarán abiertas, incluido un ataque militar, frente a los programas de Teherán, que dijo que el lanzamiento del satélite tiene finalidades científicas.

Una vez que se dé a la diplomacia el tiempo de actuar, "todas las opciones estarán sobre la mesa", afirmó Barak, al intervenir en un foro internacional en Herzlia, norte de Tel Aviv.

"Además de esto, no quiero decir nada", concluyó el ministro israelí.

Dejá tu comentario