EEUU: un miembro del Tea Party será candidato a vice de Romney

Mundo

El aspirante presidencial republicano en EEUU, Mitt Romney, ha elegido al legislador Paul Ryan, experto en déficit y favorito del movimiento derechista Tea Party, como su candidato a vicepresidente para las elecciones de noviembre.

Romney, fue objeto de risas cuando se confundió a la hora de dar la bienvenida a su compañero de fórmula electoral, a quien sin querer presentó como "el próximo presidente de Estados Unidos".

"Demos la bienvenida al próximo presidente de Estados Unidos, Paul Ryan", dijo Romney antes de rectificar su error ante las risas de la concurrencia.

Ryan, de 42 años, es una de las voces más influyentes en temas económicos dentro del partido, ideólogo de un plan para reducir el elevado déficit público y favorito del movimiento derechista Tea Party.

Nacido en Janesville, en Wisconsin, representa a ese estado en el Congreso desde 1999, cuando tenía 27 años, y actualmente preside el Comité de Presupuestos de la Cámara de Representantes.

Wisconsin es, además, uno de los estados considerados decisivos para ganar los comicios del 6 de noviembre, en los que el presidente Barack Obama buscará la reelección.

La decisión de elegir a Ryan como "número dos" es valiente y arriesgada, según han coincidido los analistas desde que, en los últimos días, expertos y cabeceras conservadoras como The Wall Street Journal comenzaron a presionar a su favor.

A su favor, cuenta con una dilatada experiencia en Washington como congresista que puede servir de complemento a la experiencia como hombre de negocios de Romney.

Licenciado en Ciencias Políticas y Economía por la Universidad de Miami del estado de Ohio en 1992, Ryan es católico y trabajó para el negocio de construcción de su familia antes de comenzar su carrera político.

Es el más joven de cuatro hijos y su padre, abogado, falleció de un ataque al corazón cuando él tenía 16 años.

Ryan es experto en déficit, con buenas credenciales económicas y ha sido uno de los más críticos con el Gobierno de Obama por la gestión de la elevada deuda pública.

De hecho, Ryan es el arquitecto de la llamada "hoja de ruta" de los republicanos para lograr la reducción del déficit.

La propuesta republicana de presupuesto para el año fiscal 2013, promovida por Ryan, fue aprobada en abril pasado por la Cámara de Representantes, donde los demócratas están en minoría.

Ese plan contiene las líneas maestras de los republicanos en asuntos fiscales y propone reducir las ayudas a las familias más pobres, así como poner fin a la reforma sanitaria promovida por Obama.

Con esa propuesta los republicanos quieren acabar con las reducciones presupuestarias en Defensa y compensarlas con recortes en programas gubernamentales educativos, de salud e infraestructuras, al tiempo que se plantean eliminar impuestos a las ganancias y dividendos.

Los demócratas han criticado duramente a Ryan por ese plan, porque consideran que privatizaría el sistema de Seguro Social, del que dependen la mayoría de ancianos, jubilados y discapacitados en el país.

Dejá tu comentario