19 de marzo 2024 - 21:32

El Gobierno de Brasil asegura que "en breve" se resolverá el asesinato de Marielle Franco

El ministro de Justicia de Brasil, Ricardo Lewandowski, confirmó que la Corte Suprema aceptó la confesión de uno de los implicados. El detenido habría dado los nombres de los autores intelectuales.

Marielle Franco, concejala de Río de Janeiro asesinada en 2018. 

Marielle Franco, concejala de Río de Janeiro asesinada en 2018. 

El Gobierno de Brasil aseguró este martes que "en breve" será resuelto el asesinato hace seis años de Marielle Franco, una concejala de Rio de Janeiro, luego de que la justicia validara la confesión del expolicía sospechoso de disparar el arma. Los vínculos de los autores con la Policía Militar y el BOPE.

A poco más de un año de que el caso fuera puesto bajo dirección de la Policía Federal, un mes después del regreso al poder de Lula da Silva, la investigación sobre el crimen de Franco logró un avance significativo debido a que la confesión de Ronnie Lessa, un exmiembro de la Policía Militar y sospechoso de disparar el arma, fuera validada por el magistrado de la Corte Suprema, Alexandre de Moraes.

El ministro de Justicia de Brasil, Ricardo Lewandowski, confirmó este martes la novedad sobre la declaración y afirmó que espera que "brevemente" sea resuelto el crimen ocurrido en 2018. "Sabemos que esta colaboración (...) trae elementos importantísimos que nos dan a creer que brevemente tendremos la solución del asesinato de la concejal Marielle Franco", dijo el ministro.

Lessa habría dado a las autoridades los nombres de los supuestos autores intelectuales del crimen, según medios locales. Otro exintegrante de la PM, Elcio Queiroz, sindicado como conductor del auto, había confesado en julio del año pasado su participación y la de Lessa en el crimen.

Esa delación llevó a la policía a detener entonces en Rio de Janeiro a otro sospechoso, el exbombero Maxwell Simoes Correa, quien se habría encargado de vigilar pasos de Franco y de esconder las armas usadas en el ataque.

Lessa y Queiroz tendrían vínculos con las milicias paramilitares que aterrorizan a varias barriadas pobres, y cuyos abusos fueron denunciados en varias ocasiones por Franco.

Formadas hace unas cuatro décadas por expolicías, militares retirados, bomberos y guardias de prisiones, entre otros, las milicias ofician como grupos de autodefensa comunitarios frente al azote de las bandas narcotraficantes. Creadas supuestamente para librar a las favelas del yugo de los narcotraficantes, terminaron convirtiéndose en mafias que exigen costosos tributos a cambio de "protección".

Los investigadores aún no han identificado a quienes encargaron el asesinato, pero la principal sospecha se relaciona con la "Oficina del Crimen" (Escritorio do crime), una poderosa milicia paramilitar presuntamente liderada por Adriano Magalhães da Nobrega, quien fuera abatido por la Policía en febrero del 2020 cuando iba a ser arrestado por sus vínculos con el crimen de Franco.

Excapitán del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE), batallón de élite de la policía militar de Río, Magalhães recibió en 2005 la medalla Tiradentes, la condecoración más alta del estado de Río, por iniciativa del exdiputado y actual senador Flávio Bolsonaro, hijo del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro.

Quién fue Marielle Franco

Marielle Franco fue una destacada socióloga, dirigente política y militante de DDHH de Río de Janeiro. Gran parte de su lucha estuvo abocada a la defensa de los derechos de las mujeres negras en Brasil.

Su trabajo social se desarrolló, principalmente, en las favelas de esa ciudad. Franco se autodefinía como "mujer feminista, negra e hija de la favela" e integraba el joven Partido Socialismo y Libertad (PSOL), fundado en 2004.

En 2016, la activista fue electa concejala en la capital fluminense como parte de la coalición Cambiar es Posible, que integraban el PSOL y el PCB, obteniendo 46 mil votos.

El 14 de marzo de 2018, Marielle Franco fue emboscada y asesinada de cuatro tiros en la cabeza junto el chofer del auto en el que se trasladaba, Anderson Pedro Mathias Gomes. El hecho conmocionó a Brasil, gobernada por entonces por Jair Bolsonaro, y enseguida se instaló la hipótesis del crimen político.

Al momento del crimen, Franco tenía una hija, Luyara Santos, quien por entonces tenía 19 años. Además, estaba en pareja con la arquitecta y activista Mónica Tereza Benicio.

Dejá tu comentario

Te puede interesar