21 de marzo 2007 - 00:00

España: confuso episodio contra líder de Batasuna

Arnaldo Otegi
Arnaldo Otegi
El líder de la ilegalizada formación radical vasca Batasuna, Arnaldo Otegi, fue absuelto hoy del delito de "enaltecimiento del terrorismo", tras una breve detención, al retirar el fiscal la acusación, informaron fuentes judiciales.

Otegi había sido acusado por enaltecer el terrorismo durante un homenaje a una miembro de la banda separatista armada vasca ETA, brazo armado de Batasuna.

"Nada tiene este tribunal contra usted. Queda usted en libertad", dijo a Otegi el presidente de esa instancia, Fernando Bermúdez de la Fuente, después de que el fiscal Fernando Burgos retirara las acusaciones.

"El discurso (de Otegi) no desborda lo que es una opinión, que puede ser deleznable pero no delictiva", argumentó el fiscal, para justificar su decisión en relación a la intervención de Otegi en julio de 2001 durante un homenaje a la etarra Olaia Castresana, muerta al explotar una bomba que estaba manipulando.

El fiscal de la Audiencia Nacional (principal instancia penal española), que inicialmente pedía 15 meses de prisión para Otegi, consideró "muy dudoso" que las palabras del dirigente de Batasuna "fueran apología del terrorismo", y estimó que simplemente fueron "una manifestación autocomplaciente de las propias convicciones del acusado".

El juicio a Otegi, que inicialmente estaba previsto para la mañana de hoy, tuvo lugar a las 20h15 locales (19h15 GMT), después que el acusado fuera detenido y trasladado a Madrid en avión desde el País Vasco por orden del tribunal.

Otegi había comunicado por la mañana que el temporal de nieve que azota el norte de España le impedía llegar a Madrid para la vista, por lo que los jueces, tras comprobar el estado de las carreteras, consideraron "injustificada" su incomparecencia y ordenaron su detención y posterior traslado a Madrid, donde llegó a la base aérea de Torrejón de Ardoz sobre las 19h30 locales (18h30 GMT).

Durante su comparecencia ante los jueces, el líder de Batasuna respondió a las preguntas del fiscal asegurando que su intervención en el homenaje a Castresana fue "un discurso" y una "valoración política".

El líder independentista afirmó que "no sabía que (Castresana) era militante de ETA", aunque lo "podía intuir por las circunstancias en que murió, pero no tenía intención de alabar su militancia (...) ni tenía intención de enaltecer la lucha armada".

"De hecho ahí está que estamos planteando un proceso de diálogo que no conduce a la independencia sino que puede combatir con otras opciones", añadió Otegi.

"En estos meses estamos tratando de decir a la sociedad española que tenemos una oportunidad real para solucionar este problema (conflicto vasco), nuestro anhelo es vivir en paz, vivir en democracia, es algo a lo que aspiramos y estamos convencidos de que lo vamos a lograr", insistió antes de abandonar la sede madrileña de la Audiencia Nacional.

Dejá tu comentario

Te puede interesar