El coronavirus destroza la economía en España: perdió 50.000 millones de euros en turismo

Mundo

El país, donde el sector es clave para sus finanzas, recibió 40 millones de turistas menos que el año pasado como consecuencia de la pandemia.

La economía de España sufrió la pérdida de 50.000 millones de euros entre enero y agosto como consecuencia de la pandemia de coronavirus, la cual provocó la visita al país de 40 millones menos de turistas que el año anterior.

En 2019, en el periodo enero-agosto llegaron a España 58,2 millones de turistas y sólo en agosto, plena época estival, 10,1 millones, mientras que entre enero y julio de este año, el cómputo total apenas llega a 13,2 millones.

A falta de las cifras oficiales de agosto, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicará recién a inicios de octubre, una proyección de los datos de 2019 permite anticipar la importante caída en los ingresos de la economía española.

De seguir la tendencia de julio, con 2,5 millones de viajeros, la suma total de llegadas se situará entre 15 y 16 millones, más de 40 millones por debajo del año pasado.

En cuanto al gasto, entre enero y agosto de 2019 los viajeros internacionales gastaron 64.124 millones de euros en España, de los cuales 11.765 se registraron sólo en agosto.

Este año, entre enero y julio apenas se llega a 14.291 millones, y sólo en julio fueron 2.450 millones, frente a casi 12.000 de un año antes, consignó la agencia española.

De continuar este ritmo, los ingresos de los ocho primeros meses de 2020 no llegarán a 17.000 millones, frente a los 64.124 previos.

El temor de los viajeros a los contagios por los rebrotes de coronavirus es la principal razón de la fuerte caída de los desplazamientos internacionales, que fueron sustituidos por destinos en el interior de cada país.

El gobierno de Pedro Sánchez espera que el turismo interno en España permita compensar, aunque será de forma muy parcial, las fuertes caídas del internacional.

España superó el medio millón de contagios de coronavirus con al menos 6.452 nuevos casos el día sábado. Las infecciones alcanzan, en total, a 505.441 y las muertes, más de 29.400.

Pese al aumento de casos en varias ciudades del país, el Gobierno español descartó a fines de agosto volver a una cuarentena. Esta semana comenzará el ciclo lectivo en medio de numerosas críticas y una huelga de alumnos por falta de medidas de seguridad sanitaria.

Sin embargo, la comunidad autónoma de Madrid anunció la semana pasada que a partir del lunes se limitarán las reuniones a un máximo de diez personas en espacios públicos y privados, y se realizarán 2 millones de test rápidas para frenar un fuerte rebrote que afecta a la región, la más castigada por la segunda ola en España.

Casi un tercio de los nuevos contagios del país se encuentran en la capital española y sus alrededores, una región de 6,6 millones de habitantes, y al menos el 16% de las camas de los hospitales de Madrid están ocupadas por pacientes de Covid-19, la tasa más alta de todas las regiones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario