Esperanza de paz: pactan una tregua Israel-Hamas

Mundo

Gaza y Jerusalén (AFP, EFE, Reuters, DPA) --Israel y el grupo terrorista Hamas acordaron, en contactos indirectos coordinados por Egipto, una tregua de seis meses en la Franja de Gaza. La milicia islamista palestina anunció su aceptación del pacto, y aunque las autoridades hebreas dijeron que aún es demasiado pronto para anunciar un entendimiento, admitieron que éste es inminente.

El cese del fuego, en principio frágil debido a la tensión reinante en la zona, implicaría el fin del bloqueo de mercancías a ese empobrecido territorio, el fin del lanzamiento de cohetes hacia áreas civiles en Israel y el cese de los operativos del Ejército israelí contra líderes y militantes islamistas.

En Gaza, un líder de Hamas, Khalil al-Haya, enumeró los diferentes puntos del acuerdo en una rueda de prensa.

«La duración del período de calma que entrará en vigor el jueves a las 6.00 (hora local) será de seis meses, según el acuerdo concluido bajo la égida de Egipto», dijo.

Horas después de que la tregua entre en vigor, tendrá lugar la «apertura parcial de los pasos fronterizos por donde transitan las mercancías», agregó el dirigente, quien especificó que dichos pasos quedarán abiertos en su totalidad «en los próximos días».

En cuanto a la apertura del paso fronterizo de Rafah, entre Gaza y Egipto, éste anunció que las autoridades egipcias acogerán «una semana después de la entrada en vigor del período de calma, una reunión entre representantes de Hamas, de la Autoridad Palestina y de la Unión Europea (UE) para examinar las modalidades de su apertura».

  • Incluidos

    Según uno de los principales dirigentes de Hamas, Mahmud al-Zahar, que participaba en la conferencia de prensa, el acuerdo incluye a todos los grupos armados palestinos en Gaza, que han sido informados de su contenido.

    En El Cairo, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores egipcio, Hosam Zaki, anuncióque su país había «logrado el acuerdo entre las dos partes para un cese total de las hostilidades y de las acciones militares a partir del jueves».

    Egipto ejerce de mediador porque Israel se niega a dialogar con Hamas (Movimiento de Resistencia Islámica) por su carácter de organización terrorista, mientras ésta no sólo no reconoce al Estado hebreo, sino que aboga abiertamente por su destrucción.

    El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, optó por la prudencia, aunque sin desmentir el acuerdo. 

    «Examinamos la posibilidad de lograr rápidamente un período de calma. Todavía es demasiado pronto para hablar de calma y cuando entre en vigor, en el supuesto de que entre en vigor, es difícil estimar cuánto tiempo durará», dijo.

    «La prueba tendrá lugar sobre el terreno. El Ejército israelí está, por su parte, dispuesto a hacer frente a cualquier evolución», agregó. La semana pasada, Barak se opuso al lanzamiento inmediato de una vasta ofensiva militar en la Franja de Gaza para intentar poner fin a los disparos de cohetes palestinos sobre localidades del sur de Israel.

    El domingo, un funcionario israelí afirmó que la tregua no incluiría la liberación de Gilad Shalit, un soldado israelí secuestrado en 2006 por grupos palestinos, entre ellos Hamas, pese a que Israel lo había puesto como condición para un acuerdo.

    Según los comentaristas, la cautela de los responsables israelíes obedece al malestar que podría suscitar entre la opinión pública el hecho de que no se prevea la liberación del soldado Shalit, si es que esto se confirma.

    El anuncio del acuerdo de tregua coincidió con la muerte de seis palestinos, cinco de ellos activistas de grupos terroristas, durante ataques aéreos israelíes en Gaza. Paralelamente, terroristas palestinos lanzaron ayer desde Gaza cuatro cohetes hacia territorio israelí, a pesar del anuncio del alto el fuego. Según se indicó, un niño israelí resultó levemente herido en la ciudad fronteriza de Sderot. Otras tres personas sufrieron shocks nerviosos.
  • Dejá tu comentario