Furiosa reacción de Trump al libro de Bob Woodward que complica su campaña

Mundo

"¿Por qué no denunció de inmediato para salvar vidas" su confesión de que subestimó la pandemia?, se preguntó. El republicano no entiende el dolor de la población negra.

Washington - Con una avalancha de mensajes y declaraciones a Fox News, Donald Trump intentó ayer aplacar la polémica nacida de una serie de entrevistas que concedió al periodista Bob Woodward, autor de un explosivo libro que puede complicarlo en su intento de obtener la reelección el 3 de noviembre. En el mismo, el mandatario admite que conocía la verdadera amenaza que suponía el nuevo coronavirus semanas antes de que se produjera la primera muerte en el país, pero que decidió subestimarla en público para evitar sembrar “pánico”.

Tras la publicación de extractos de Rage (“ira”), que saldrá a la venta el próximo martes, el presidente atacó a su autor, célebre por haber revelado junto a Carl Bernstein el escándalo Watergate en la década de 1970.

En la cuenta regresiva para las elecciones, en las que enfrentará al demócrata Joe Biden, la pandemia de covid-19 se convirtió en tema central de la campaña para incomodidad del republicano.

“Bob Woodward tuvo mis declaraciones durante varios meses”, dijo en un tuit. “Si pensó que eran tan malas o peligrosas ¿por qué no lo denunció de inmediato en un esfuerzo por salvar vidas? ¿No tenía la obligación de hacerlo? No, porque sabía que eran respuestas buenas y adecuadas”, siguió.

Trump concedió 18 entrevistas a Woodward entre diciembre de 2019 y julio de 2020, por teléfono o cara a cara. El magnate republicano no podía esperar elogios del autor de “Miedo, Trump en la Casa Blanca”, un libro publicado hace dos años que retrata a un presidente sin educación, enojado y paranoico.

“Siempre quise minimizar” el peligro, dijo el presidente en un intercambio con Woodward el 19 de marzo. Sin embargo, varias semanas antes, el 7 de febrero, le explicado al periodista que el nuevo coronavirus era “una cosa mortal”.

La gestión de la epidemia, que ha matado a más de 190.000 personas en el país, el más golpeado del mundo, le ha valido a Trump críticas fuertes, tanto de sus oponentes como de científicos y hasta de integrantes de su propio Partido Republicano.

Se lo acusa de haber enviado señales contradictoras y confusas, pero también de haber fallado a la hora de compadecerse ante la devastación provocada por el covid-19.

“No quiero que la gente tenga miedo, no quiero crear pánico”, fue le argumento esgrimido para explicar su reacción ante la emergencia, en contraposición con sus predicciones fatalistas sobre una posible “anarquía” si Joe Biden gana las elecciones del 3 de noviembre.

Consultado ayer en Fox News, el mandatario impulsó aun más las predicciones fatalistas. “Puedo decirles una cosa con seguridad: si Biden gana estas elecciones, China eventualmente tomará el control de Estados Unidos”, aseveró.

También pronosticó una “caída del mercado de valores nunca antes vista” si su contrincante demócrata, que encabeza las encuestas, llega a la Casa Blanca.

El libro también revela que Trump no cree que debido a su educación privilegiada tenga la responsabilidad de comprender la “ira y el dolor” que sienten los afroestadounidenses, que protagonizan desde mayo una ola pocas veces vista de manifestaciones contra el racismo y la brutalidad policial.

Durante una conversación del 19 de junio, Woodward, cuyo padre era abogado y juez en Illinois, señaló que él y Trump eran blancos y privilegiados, por lo que preguntó si eso afectaban su forma de pensar.

“No”, respondió Trump. “Realmente bebiste el Kool-Aid, ¿no? Solo escuchate. No, no siento eso en absoluto”, cerró.

“Creo que probablemente hay menos racismo aquí que en la mayoría de los lugares”, sumó.

El libro de Woodward también aborda también el desempeño de Trump en política internacional y revela cartas entre el republicano y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario