Golpe a Hong Kong

Mundo

Pekín - El presidente chino, Xi Jinping, promulgó ayer una polémica ley para Hong Kong, según la cual los crímenes de seguridad nacional podrán ser penalizados con cadena perpetua y la Justicia china será competente en los casos más “graves”.

Esta ley, considerada por sus detractores como una forma de amordazar a la oposición y socavar la autonomía del territorio autónomo, también prevé la creación de una agencia de seguridad nacional en la antigua excolonia británica.

Ignorando los llamamientos de los países occidentales, el parlamento nacional aprobó el texto, un año después de las manifestaciones multitudinarias en la antigua colonia británica.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario