9 de marzo 2007 - 00:00

Graves disturbios por la llegada de presidente de EEUU a Uruguay. Participaron miembros de Quebracho

Los disturbios fueron en un local de comidas rápidas en la capital de Uruguay (arriba). La llegada a Montevideo de George W. y Laura Bush (abajo).
Los disturbios fueron en un local de comidas rápidas en la capital de Uruguay (arriba). La llegada a Montevideo de George W. y Laura Bush (abajo).
El presidente estadounidense George W. Bush arribó anoche a Montevideo en medio de manifestaciones de repudio, exhaustivo dispositivo de seguridad y de las aspiraciones del gobierno de Tabaré Vázquez de obtener una ampliación de las relaciones comerciales.

Bush llegó a las 23H30 GMT procedente de Sao Paulo, primera etapa de su gira latinoamericana, que incluirá además a Colombia, Guatemala y México.

En la terminal aérea de Carrasco, fue recibido por el canciller Reinaldo Gargano, el embajador estadounidense en Uruguay Frank Baxter, el embajador uruguayo en Washington Carlos Gianelli, y el director de Protocolo, Francisco Purificati.

El mandatario estadounidense se alojó en el Hotel Radisson Victoria Plaza y hoy por la mañana se trasladará en helicóptero hasta la hacienda presidencial de Anchorena, 200 km al oeste de Montevideo, donde será recibido en privado por Vázquez a las 10H00 locales (12H00 GMT).

El presidente uruguayo ofrecerá luego un almuerzo a su invitado, que constará de una tradicional parrillada, que incluirá corderos de la raza Poll Dorset. Uruguay tiene en Estados Unidos el principal destino para su carne bovina, pero quiere obtener acceso para la carne ovina.

Pese a la resistencia que la visita de Bush genera en algunos sectores de la coalición de gobierno de izquierda Frente Amplio, Vázquez impulsa una ampliación comercial con Estados Unidos.

El gobernante uruguayo intentará obtener facilidades de acceso al mercado estadounidense para textiles, software y arroz, al tiempo que abordará el tema de los biocombustibles, la propiedad intelectual y las patentes de medicamentos.

Asimismo, los mandatarios abordarán los temas manejados por una comisión bilateral, que en 2006 exploró la posibilidad de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC).

No obstante, ambos países terminaron firmando un Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones (TIFA), ante las presiones internas y del Mercosur -bloque que Uruguay integra con Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela-, que no permite a sus socios negociar unilateralmente acuerdos comerciales con terceros.

Bush llegará a Anchorena con una comitiva que incluye a la secretaria de Estado Condoleezza Rice, el secretario de la Presidencia Josh Bolten, el asesor de Seguridad Nacional Steve Hardley, el director de Comunicaciones Dan Bartlet, el secretario de Estado adjunto para América Latina Thomas Shannon y el director del Consejo de Seguridad Nacional Dan Fisk.

En la delegación uruguaya figuran el canciller Reinaldo Gargano, los ministros de Economía Danilo Astori, de Industria Jorge Lepra, de Agricultura José Mujica, de Educación Jorge Brovetto, y de Salud Pública María Julia Muñoz, así como el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández.

Hoy a las 20H00 GMT está prevista la presencia de Bush en una recepción en la embajada estadounidense en Montevideo.

La llegada de Bush a Uruguay está signada por manifestaciones sociales de repudio, que incluyen la presencia de activistas argentinos y se produce en medio de amplias medidas de seguridad, vigilancia aérea, interferencia de comunicaciones, así como zonas de exclusión y restricciones de circulación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar